El PSC ha torpedeado la línea de flotación del gobierno de Ada Colau. El líder de los socialistas en el Ayuntamiento de Barcelona, Jaume Collboni, ha denunciado este miércoles que los comuns recortarán entre 2018 y 2019 unos 107,5 millones de las inversiones previstas, 21,1 millones este año, y 86,4, en 2019. "Afectará a un 30% del total de las inversiones del mandato", afirma el concejal del PSC. El total de las inversiones municipales para estos dos años es de 367,1 millones

Los datos revelados por los socialistas ponen en un serio aprieto al gobierno de Colau que, al cierre de esta edición, seguía sin dar explicaciones. Según Collboni, los recortes previstos afectarán a obras y proyectos previstos en el conjunto de la ciudad a 11 meses de las elecciones. Esto se traducirá en la paralización en la construcción de guarderías, bibliotecas, centros cívicos y planes de transformación urbana. Por ahora, no ha trascendido que los recortes afecten al gasto común, pero todo se andará.

PÉRDIDA DE INGRESOS

El pasado lunes, el PSC denunció una deuda municipal de 147 millones, entre otros aspectos, por la caída de los ingresos de la plusvalía -unos 23 millones- y del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI). Según los socialistas, los ingresos han bajado un 13,14% y los gastos han subido un 10%. Los datos expuestos por  Collboni indicaban que la desviación de unos 100 millones se debían a una mala previsión en los ingresos del IBI. El gobierno de Colau había presupuestado un incremento del 1,95%, cuando en realidad ha habido una bajada del 30%. En la comisión de Economía y Hacienda del martes, el teniente de alcaldía, Gerardo Pisarello admitió que posiblemente se tendrían que llevar a cabo reajustes.

El PSC ha tenido acceso a una información que desglosa con muchos detalles los recortes previstos por el gobierno de la ciudad. Una de las partidas presupuestarias que se verá más afectada será la de derechos sociales, con 39,5 millones entre 2018 y 2919. Otros recortes importantes los sufrirán el área de Ecología Urbana, que ejecuta buena parte de las obras públicas de la ciudad, con 34,4 millones, y el departamento de Derechos de la Ciudadanía y Participación, con casi 25 millones. Seguridad y Prevención no tendrá pérdidas, pero la inversión prevista es ridícula: 1,1 millones.

SANT ANDREU, SANTS Y NOU BARRIS, AFECTADOS

Entre los distritos de la ciudad, las zonas que se verán más afectadas por la falta de planificación de Colau son, por este orden, Sant Andreu, Sants-Montjuïc y Nou Barris. Las partidas que se recortan están incluidas ya en cada área municipal, pero sobre el terreno se concretarán en los tres distritos citados en más de 13 millones cada uno entre este año y 2019. Según Collboni, que ha comparecido ante la prensa junto a la regidora Montserrat Ballarín, estos recortes se podrían empezar a aplicar en septiembre. En Ciutat Vella, con un grave problema de convivencia y seguridad por los narcopisos del Raval, los recortes ascenderán a 8,4 millones.

El líder socialista ha exigido la comparencia de Colau para que explique y concrete que proyectos se verán afectados. Collboni ha dicho que estos recortes "ponen en duda la solvencia del Ayuntamiento, la credibilidad de las cuentas públicas del consistorio, cuando siempre ha sido una Administración saneada y bien gestionada". El concejal ha asegurado que el gobierno de Colau está escondiendo información a los grupos de la oposición y a la ciudadanía.