El primer teniente de alcalde de Barcelona, Gerardo Pisarello, utilizó el coche oficial del Ayuntamiento para visitar a los presos independentistas en la cárcel de Lledoners, el pasado 4 de enero.

Según ha avanzado Crónica Global, que cita fuentes próximas al edil, Pisarello se vio, entre otros, con Joaquim Forn, que podría encabezar la lista del PDeCAT al Ayuntamiento. El gesto de la mano derecha de Ada Colau es un claro apoyo de Barcelona en Comú a los procesados. Distintos portavoces municipales han confirmado la visita y han asegurado que fue "en calidad de primer teniente de alcalde".

REUNIONES DE COLAU

Pisarello no es el primer regidor de Barcelona en Comú que visita a los presos. De hecho, la propia alcaldesa se reunió el pasado 27 de diciembre con Jordi Sànchez y Jordi Cuixart en la cárcel de Lledoners. En agosto de 2018 ya se había reunido con el líder de ERC, Oriol Junqueras, y Forn.

Recientemente, Pisarello ha anunciado que no irá en las listas de Barcelona en Comú en las elecciones municipales del próximo mes de mayo y que tiene intención de presentarse a los comicios europeos. En realidad, lo que ha sucedido es que Colau ha perdido la confianza en Pisarello. La alcaldesa está cansada de sus continuos desplantes a distintos regidores de la oposición y por su falta de capacidad de trabajo.