El Ayuntamiento de Barcelona presentó este viernes un acuerdo con la Generalitat de Catalunya para destinar conjuntamente 64 millones de euros a políticas de vivienda de alquiler sostenible. La alcaldesa de la ciudad, Ada Colau, lo celebró como “un punto de inflexión muy positivo”, aunque reconoció que “no es suficiente porque todavía está lejos del objetivo del 60% de aportación de la Generalitat y el 40% del Ayuntamiento”.

La alegría de la alcaldesa contrasta con las críticas que recibió horas después de sus antiguos compañeros de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH). Su portavoz en Barcelona, Santi Mas de Xaxàs, criticó la labor de Colau en los micrófonos de RAC1 y calificó con un suspenso el mandato del actual equipo de gobierno.

“El Ayuntamiento de Barcelona, tendría que ser especialista, porque -Colau- estuvo con nosotros. No ha sido capaz de solucionarlo en los cuatro años de mandato. Es verdad que la Generalitat no ha hecho su parte, pero el Ayuntaiento tampoco lo ha conseguido”, ha dicho Mas de Xaxàs en la radio.

2.500 DESAHUCIADOS

El portavoz de la PAH también ha lamentado que no haya una hoja de ruta para atender a las cerca de 2.500 personas que están desahuciadas o en riesgo de desahucio y ha considerado insuficientes los 64 millones de euros que destinarán a vivienda la Generalitat y el Ayuntamiento.

Este viernes también, el Ayuntamiento de Barcelona paralizó las obras de los 'pisos colmena' que una empresa privada estaba construyendo para ofrecer a personas con pocos recursos una habitación de tamaño reducido por 200 euros.