No por anunciada, la entrada en escena de Manuel Valls en la carrera electoral por el poder en el Ayuntamiento de Barcelona ha sido como la de un elefante en una cacharrería. Si poseer la alcaldía de la ciudad tiene un valor, con la aparición de Valls la silla curul se ha puesto a precio de oro en unos tiempos especialmente convulsos.

Es por eso que, un día después de haber presentado oficialmente su candidatura para las elecciones del próximo mayo, el resto de grupos municipales no haya perdido ocasión para hacer saber su opinión respecto a quien, off-the-récord, muchos califican ya como 'el francés'.

De entrada, las posiciones están claras respecto a posibles alianzas o pactos políticos. Por un lado, apoyo total de Ciudadanos (de hecho, se le considera su candidato) y puertas abiertas del PP; en el otro lado de la balanza, NO rotundo a darle la mano de ERC, PSC y PdeCAT, que han calificado la candidatura de Valls como una operación de marketing de alguien que quiere enderezar su carrera política utilizando a Barcelona para su propósito.

A continuación, resumimos las declaraciones de este mismo miércoles en sede municipal.

PDeCAT: UN CANDIDATO ANTIBARCELONÉS

Neus Munté, la candidata del PdeCAT a las elecciones, que ha estado acompañada por el anterior alcalde, Xavier Trias, y por el portavoz del partido, Jaume Ciurana, no le ha dado ni un margen de confianza a Valls.

“Entendemos que es una apuesta perdedora, como ya lo fue en Francia. Su mochila es muy conflictiva. Es uno de los políticos peor valorados en Francia y en su propio partido”, ha empezado Munté su desmontaje del fenómeno Valls. “Como alcalde, la tasa de paro subió. Además decretó la expulsión de gitanos y estuvo en contra de acoger. En definitiva, se trata de un proyecto personal que choca y no encaja con Barcelona, ciudad de acogida, de derechos y deberes, pero siempre de acogida”.

Munté se ha hecho cruces con la aparición de Valls: “Conocemos el ego Colau y ahora nos llega el ego Valls. Barcelona no necesita eso, sino empuje y empatía. Recuperar la ilusión para sacar adelante a una capital europea, claro, pero que lo es sobre todo, y con mucho orgullo, de Catalunya, de nuestro país”.

Por último, Munté ha asegurado que Valls miente con sus postulados: “Habla de plataforma transversal, pero es claramente el candidato de Ciudadanos. En Francia va de republicano y de izquierdas, mientras que aquí es monárquico y de derechas. Además, denota un gran desconocimiento de lo que pasa aquí cuando afirma que viene a luchar contra el independentismo”.

ERC: UTILIZA BCN PARA SU CARRERA

El portavoz de ERC en el Ayuntamiento de Barcelona, Jordi Coronas, ha criticado duramente la entrada en escena de Valls, al que ERC negará el pan y la sal, a tenor de sus palabras.

Valls no parte de una ideología clara, no tiene proyecto para la ciudad ni conoce Barcelona", ha dicho Coronas, que en el último momento ha relevado al anunciado Alfred Bosch en la comparecencia ante los medios. “Aunque diga que concurrirá como independiente, todos saben que Cs está detrás, y al final se acaba alineando con un partido que no le hace ascos a recibir votos de la extrema derecha", ha añadido Coronas, que se ha atrevido a augurar que “ningún otro partido democrático con representación en el Ayuntamiento se sumará a su proyecto”.

En todo caso, Coronas ha considerado que tal vez sí lo harán partidos que pueden situarse en la extrema derecha -ha citado incluso a VOX. “Valls quiere salvar su fracasada carrera política aprovechando un aparador como Barcelona", ha añadido. “Pero nuestra ciudad merece mucho más. La suya no es una apuesta ganadora y no logrará la alcaldía”.


PSC: OPERACIÓN DE MARKETING ENGAÑOSA

Una gran operación de marketing político y de engaño. Así ha definido Jaume Collboni, jefe del grupo socialista en el Ayuntamiento, la candidatura de Valls. “A nosotros no nos van a engañar y, por supuesto, no vamos unirnos a su pretendida candidatura transversal”.

A Jaume Collboni no le va Valls / MIKI
A Jaume Collboni no le va Valls / MIKI

“Un candidato lanzado por Rivera, apoyado por la derecha de la ciudad, con una trayectoria política en Francia marcada por sus ideas contra la inmigración y a favor de los recortes sociales. De progresista pasó a la derecha. La gente se dará cuenta de que este señor es de todo menos progresista. Tiempo habrá para percatarse de ello...”, ha lanzado, a modo de resumen, Collboni, quien, evidentemente, ha negado cualquier posibilidad de llegar a algún acuerdo con Valls, del que ha dicho también que “por sus actos los conoceréis: mirad la hemeroteca para saber quién es de verdad”.

“Creo que es evidente que se trata de una operación de marketing, y de un engaño. Engaña cuando oculta sus apoyos políticos, que son Rivera, Ciudadanos y la FAES”, ha señalado Collboni. “Quiere hacer pasar sus ideas políticas como 'plataforma transversal'. Cae por su propio peso el engaño. Los barceloneses se darán cuenta de que esta candidatura tiene más que ver con su voluntad personal de relanzar su fracasada carrera política que con la ciudad”.

Collboni, que ha confirmado que se ha visto alguna vez con Valls (“yo hablo con todo el mundo”), ha pedido “candidatos que hablen de Barcelona porque la conocen, no sólo que pisen las baldosas del Eixample. Quedan ocho meses de campaña y mucho por hablar, pero en política no se puede engañar durante mucho tiempo a tanta gente”.

PP: NO CIERRA LA PUERTA

“Lo de Manuel Valls era un secreto a voces, la crónica de una candidatura anunciada. En primer lugar, todo el respeto que merece cualquier candidato. A partir de aquí, tendrá que despejará dudas, ya que su campaña no ha hecho más que empezar”.

Alberto Fernández no descarta nada / MIKI
Alberto Fernández no descarta nada / MIKI

“Una reflexión en voz alta: nadie conseguirá la alcaldía en solitario en Barcelona. Nadie lo ha conseguido, ni siquiera Maragall (Pasqual) tuvo mayoría absoluta. El PP tiene trayectoria, compromiso y proyecto de centro-derecha con Barcelona. Valls se declara de izquierdas y abierto al catalanismo. Eso no impide que diferentes opciones políticas puedan coincidir en objetivos. Aunque no tengamos nada que ver con la suya, llegado el caso, ya veríamos... No hay que cerrar puertas a nada. No olvidemos que, en política, dos más dos nunca suman cuatro. Se puede sumar desde la complementariedad. De lo que se trata es de echar al gobierno populista de Colau y a los secesionistas, que quieren convertir la Casa Gran de Barcelona en un casal independentista”.

Dolors Monserrat ha dicho que el PP se presentará en solitario con una lista propia y potente. El partido decidirá. Yo llevo diciendo lo mismo desde hace tres años. Nosotros nos diferenciamos de otros partidos que hacen primarias y después... hacen secundarias, porque cambian de candidato a mitad del camino. Quedan ocho meses de carrera electoral y eso es una eternidad. Hay que ir paso a paso. Nosotros no cambiamos y lo tenemos claro desde hace años. Vamos a lo nuestro, que no es poca cosa..."