El listado de agravios cometidos por el gobierno de Ada Colau que los grupos de la oposición han presentado en la Comisió de Seguretat Extraordinaria ha sido extenso. Y eso que algunos se han quedado en el tintero. Pero del primer al último representante de la oposición han recriminado a los miembros del gobierno presentes en la comisión, Laia Ortiz, Jaume Asens, Eloi Badia, Gala Pin, Amadeu Recasens y Josep Maria Montaner, lo que consideran dejadez de funciones y permisividad, que han conducido a la ciudad a una situación "insostenible".

La primera recriminación que les han hecho a los miembros del gobierno municipal presentes ha sido la ausencia de la máxima responsable de la seguridad en la ciudad, la alcaldesa Ada Colau, que es también concejal de seguridad, y del primer teniente de alcalde, Gerardo Pisarello, que en su día se comprometió a hacer frente al tema del 'top manta'. Ambos se encuentran de vacaciones.

LISTA DE AGRAVIOS

En la lista aparecen tanto hechos puntuales que han dañado la imagen de la ciudad como actividades que se han desarrollado en el tiempo y ante las que el consistorio se ha visto incapaz de actuar para frenar o, como han acusado algunos regidores, simplemente ha hecho dejación de funciones.

El primero, y que sido la chispa que ha provocado la convocatoria de esta comisión extraordinaria, ha sido la paliza que propinó un mantero a un turista en plaza Catalunya, a la que ha seguido la brutal paliza que, armado con un palo y un cuchillo, le dio un hombre a otro en el barrio del Raval.

Luego han ido surgiendo temas como los narcopisos, el 'top manta', los botellones en las plazas, el ruido, la suciedad, las multas a los floristas, el caso del Nino del Tio Che, la descalificación de un alto cargo municipal hacia los ciudadanos que critican la gestión de la alcaldesa, e incluso la permisividad de la propia alcaldesa a la hora de aparcar el coche familiar encima de la acera.

Conforme ha ido interviniendo los representantes de los diferentes partidos, la lista ha ido creciendo: que vecinos y comerciantes hayan recurrido a la seguridad privada para poder vivir con cierta tranquilidad en el Born; que los de la Barceloneta hayan repartido folletos entre los turistas para pedirles que no hagan tanto ruido, o el incivismo, el ruido y la falta de seguridad en el barrio del Raval y Gràcia.

Tampoco han faltado las referencias a la proliferación de vehículos de toda clase circulando por donde no deben hacerlo, o la nula reacción ante el corte de la Gran Via durante la huelga del sector del taxi, o los problemas de convivencia que se viven en la franja litoral o el Gòtic por el ruido y el incivismo. O el silencio de los responsables municipales ante los ataques a los buses turísticos, a zonas turísticas o a hoteles.

DESGOBIERNO

Todos los concejales han coincidido en que la situación se les ha ido de las manos a los 'comuns' y que su falta de gobierno le está causando un daño enorme a la ciudad. Raimond Blasi (PDeCAT) la ha calificado como “situación de desgobierno”; Carina Mejías (Ciudadanos), como una "no gestión”; Alfred Bosch (ERC), como “abandono de la gestión”; Montserrat Ballarín (PSC) les ha acusado de “haber llevado a la ciudad a un agujero del que no saben sacarlo” y Alberto Fernández Díaz ha recordado que “uno de cada cuatro ciudadanos de Barcelona ha sido víctima de un delito”.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.