ARCHIVADO EN:

Ferran Mascarell será candidato a la alcaldía de Barcelona. El exregidor con el PSC de Pasqual Maragall y exconseller de Cultura se presentará a las elecciones municipales de mayo como un candidato "independiente y soberanista", si bien no esconde que su objetivo es trabajar por la "unidad" de una lista independentista que permita gobernar la ciudad con una gran mayoría. Mascarell ha dicho que estos comicios tendrán un carácter de "referéndum sobre el modelo de ciudad y sobre el modelo de país".

En la puesta de largo de su lista, Mascarell no ha aclarado si detrás de su candidatura está el expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont. "Apoyo a la Crida -el último proyecto impulsado por Puigdemont-, pero es algo perfectamente compatible con la idea de hacer una lista independiente y ciudadana a la alcaldía", valora Mascarell. "Detrás de mi candidatura no hay ningún partido preexistente", añade. Mascarell tampoco ha avanzado ningún otro nombre que le acompañara, aunque en el acto de presentación estaba el historiador Agustí Colomines, que le apoya.

CANDIDATURAS POPULISTAS

En un acto en el restaurante Semproniana de Barcelona abarrotado de prensa, Mascarell ha presentado el que será su primer logo de campaña: "Fem una Barcelona sense límits", y ha advertido de la presencia de "candidaturas de Estado populistas" que aspiran a la alcaldía de Barcelona -en clara referencia a la que encabeza Manuel Valls-, y que son contrarias a Catalunya.

Según Mascarell, los comicios de mayo no son unas elecciones cualquiera y las ha comparado con las de 1931 y 1979 por el carácter excepcional del momento "con políticos independentistas en la cárcel y en el exilio", y tras las elecciones de Andalucía, en las que las fuerzas de derecha "españolistas y reaccionarias" suman y podrán gobernar. En su opinión, las municipales de mayo deben servir para "acelerar el proyecto social republicano catalán y frenar el populismo".

El actual delegado de la Generalitat en Madrid se ha mostrado contrario a una candidatura de caras sino de proyectos e ideas, que busca lograr una Barcelona que sea un referente de "libertad, justicia social, prosperidad y bienestar". Para Mascarell, Barcelona tiene que ser "la capital de Catalunya" y el epicentro de una región que sea una referencia mundial, y dice que apuesta por garantizar el derecho a una vivienda digna -"no puede ser que la gente se gaste un 70% del sueldo en un piso"- y una movilidad eficiente y sostenible, y mayor seguridad. Según el exconseller de Cultura, el gobierno de Ada Colau "no tiene proyecto de ciudad" y sufre de "un exceso de ideología".

CONTRA EL MINIFUNDISMO POLÍTICO 

En una rueda de prensa con continuas referencias al gobierno y a las ideas de Pasqual Maragall -"la ciudad es un contenedor de problemas, pero también un laboratorio de soluciones", Mascarell ha subrayado que no se imagina un Ayuntamiento con grupos municipales de 7 u 8 regidores. "Tenemos que ir a buscar los 21 concejales -la mayoría absoluta en el pleno municipal-. Sin grandes mayorías, la ciudad no se puede transformar. He estado en gobiernos de Maragall con grandes mayorías en las que se pudo cambiar la ciudad. Con el minifundismo político se sufrirá", explica Mascarell.

El candidato ha hecho un llamamiento a la unidad del independentismo. "Hace un año que trabajo por esta unidad y de momento no la he logrado. Vuelvo a hacer un llamamiento al PDeCAT, ERC, a las candidaturas de las primarias independentistas... a sumar. La unidad es una cosa muy concreta", comenta Mascarell, que asegura que se financiará con las aportaciones de personas que le apoyan.