El Plenario del Consejo Municipal de Barcelona ha dado luz verde definitiva este viernes a la modificación de las Ordenanzas Fiscales (OOFF) vigentes, una vez se han resuelto las alegaciones presentadas. Los cambios propuestos van en la línea de dar respuesta a algunas demandas a favor de gravar con nuevas tasas el uso intensivo del espacio público vinculado a usos turísticos y ordenar la movilidad en la ciudad.

El primer teniente de alcaldía, Gerardo Pisarello, ha subrayado que "los cambios van dirigidos a que las grandes empresas de energía y de ocio puedan devolver a la ciudad lo que les corresponde" por su uso del espacio público. En este sentido, Pisarello se ha mostrado confiado en que, en el futuro, se pueda llegar a nuevos acuerdos con el resto de fuerzas políticas que permitan hacer "una fiscalidad más valiente, ambiental y que ayude a luchar contra la especulación".

Las nuevas tasas se han aprobado con el apoyo de BnComú, Grupo Municipal Demócrata, ERC, PSC, Ciutadans, CUP, del concejal Puigcorbé y del concejal Ardanuy. Sólo el PP se ha abstenido.

ALGUNAS APLICACIONES

-En el ámbito medioambiental, se crea una nueva tasa que grava el aprovechamiento del espacio público por parte de las empresas transportistas de energía.

-A nivel de movilidad, entra en funcionamiento una nueva tasa para cubrir el registro de bicicletas y ciclos de más de dos ruedas que hagan actividad económica.

-La nueva tasa de autocares ZonaBus Fuente Mágica pretende ordenar y planificar el aparcamiento de autocares turísticos alrededor de Montjuïc.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.