ARCHIVADO EN:

Marilén Barceló es regidora de Ciutadans en el Ayuntamiento de Barcelona. Doctora en Psicología, esta es la primera ocasión que esta barcelonesa ocupa un cargo público. Responsable del partido naranja en Sants-Montjuïc y Sant Martí -el distrito que le hace tilín- y de políticas sociales, esta joven se ha ganado con su talante, simpatía y profesionalidad el respeto de su partido y del resto de grupos municipales. Pese a las diferencias ideológicas, Marilén mantiene una buena relación con todos los concejales. No todos pueden decir lo mismo. “Aunque pensemos diferentes, todos son mis compañeros”. La regidora naranja valora el aterrizaje de Manuel Valls a la política local como "un lujo para Barcelona". 

Aunque nacida en Palma de Mallorca en 1975, Marilén es barcelonesa por los cuatro costados. “Con seis meses ya vine a vivir a Barcelona”. Vivió toda su niñez en el Poble-sec. “Crecí mirando a la montaña de Montjuïc”, evoca Marilén. Primero estudió en el colegio Sagrat Cor de la calle de Aldana, y posteriormente, en La Salle Comtal. 

VOCACIÓN TEMPRANA

Con 12 años ya tenía claro que quería ser psicóloga. Se licenció en 1997 y obtuvo el título de doctora en 2004, en ambos casos en la Universitat Ramon Llull. Entre 1998 y 2000 fue psicóloga asistente en la unidad de juego patológico del Hospital de Bellvitge, y entre los años 2000 y 2015 su trayectoria profesional estuvo ligada al Instituto Mensalus, donde ejerció de psicóloga clínica, y a la Fundación Esportsalus, donde desempeñó, entre otros, trabajos de prevención e intervención psicoeducativa en distintos centros penitenciarios.

Marilén Barceló 2
Marilén con Silvia, su responsable de prensa en el Ayuntamiento / HUGO FERNÁNDEZ

De la psicología, Marilén explica que es una profesión gratificante. "Es apasionante analizar a las personas, un lujo aproximarse a sus sentimientos y ayudarles a buscar una alternativa que les ayude a recuperar su bienestar. Trabajar con ellas permite mirar y sentir la vida de otra manera", cuenta. En ciertos aspectos, Marilén ve paralelismos con la política: "En política local, aunque de otra manera, acabas ayudando a los vecinos".

EMPATÍA Y NEGOCIACIÓN

Precisamente, en estos años en el Ayuntamiento -donde Ciutadans mantiene el nombre en catalán- ha disfrutado especialmente de la cercanía con la gente, "la posibilidad de ayudar a los vecinos a resolver algunos de sus problemas", desde echar una mano a poner en marcha un bus de barrio a intentar mejorar proyectos sociales. "Todas las entidades y asociaciones se han volcado con nosotros". Esta proximidad con las personas, cuenta, contrasta con las largas horas de reuniones, comisiones y plenos de la política. 

¿La psicología le ha servido en este salto a la política? "He intentado mantener siempre la empatía y la negociación, dos instrumentos muy importantes en psicología, pero que en política no siempre se utilizan. Comprender el punto de vista de los demás es muy importante. Cuando llegué me prometí que no perdería la empatía. De la crítica siempre intento sacar algo constructivo".

LLEGADA A CIUDADANOS

El año 2012 es, en cierta manera, clave en la trayectoria profesional de Marilén. El actual subsecretario de Ciudadanos, Vicente Castillo, a quien ya conocía, la llevó a la cena de Navidad del partido. Ciudadanos acababa de sacar nueve diputados en el Parlament de Catalunya. Acabó afiliándose y apenas dos años y medio después fue la número tres al consistorio en la lista que encabezaba Carina Mejías, de la que asegura haber aprendido muchísimo. “Creo mucho en Albert Rivera y en Inés Arrimadas, en el planteamiento de Ciudadanos de luchar contra los nacionalismos”, dice.

Subraya que el actual mandato municipal ha sido complicado, con un ejecutivo, el de la alcaldesa Ada Colau, que bajo su punto de vista ha sido “una muleta del independentistmo”. No le gusta, cuenta, ver el lazo amarillo colgado de la fachada del Ayuntamiento. “Las instituciones tienen que ser neutrales”, valora. "Como barcelonesa, catalana y española, lo peor de estos años ha sido el proceso independentista. No entiendo esa obsesión por dividir", añade.

Sobre Colau, Marilén dice que no ha abandonado el activismo para gobernar la ciudad. "No es la alcaldesa de todos. Solo escucha a unos cuantos y ha abandonado a muchos vecinos”. A título de ejemplo, Marilén cita que los desahucios están a la orden del día en Nou Barris y los vecinos de Sant Martí siguen esperando la reforma del puente de la Via Trajana.

TRAYECTORIA ADMIRABLE

A Marilén le encanta la política municipal. Dice sentirse "orgullosa y agradecida" de formar parte del proyecto del equipo municipal "y de haber podido trabajar por mi ciudad estos años", pero no se atreve a decir qué pasará con su futuro profesional. El motivo es la llegada de Valls para encabezar la lista naranja, a través de una plataforma transversal y constitucionalista, al consistorio. La presentación del exprimer ministro francés como candidato será, probablemente, en septiembre.

Marilén Barceló 3
Marilén Barceló, regidora de Ciutadans / HUGO FERNÁNDEZ

“La trayectoria de Valls es admirable. Me gusta su defensa de Europa contra los nacionalismos. En el caso de que Valls viniera sería un lujo para nosotros y la ciudad”, avanza la regidora, consciente de que se tiene que "priorizar el proyecto del partido" por encima de las situaciones personales.

LOS TOROS EN LA SANGRE

De Barcelona le gustan muchos rincones, pero muestra especial predilección por la montaña de Montjuïc, el parque de Sant Martí, los jardines de Palo Alto y la Rambla del Poblenou. Aunque barcelonesa por los cuatro costados, tiene mucho tirón por Mallorca, donde nació. "De vez en cuando, los isleños tenemos que volver". Y en eso anda, a punto de coger vacaciones. Allí podrá practicar uno de sus deportes favoritos: la natación. Montar a caballo, algo que hace desde los 12 años, tendrá que quedar para mejor ocasión. La yegua de Marilén, Barqui, lleva unos meses lesionada. "Suelo montar en el Real Club de Polo. Ahora Barqui está en recuperación en Cardedeu".

Otra de las grandes aficiones de Marilén son los toros. En cierta manera, Marilén lleva los toros en la sangre. Su padre es el diestro catalán Luis Barceló, que tomó la alternativa en la Monumental hace medio siglo, el 18 de julio de 1968, con Paquirri como testigo y Mondeño como padrino, A la tauromaquia ha dedicado Marilén hasta ahora sus cuatro libros: Vidas en los ruedos, Mano a mano: diálogo de un esportón con un torero, Vivir de milagro (una aproximación a la vida del torero Juan Belmonte) y Cruce de vidas