ARCHIVADO EN:

La recaudación por el impuesto de plusvalía ha caído cerca de 28 millones durante los primeros seis meses del año. Según los datos publicados a 30 de junio por el Ayuntamiento de Barcelona y faciltados a Metrópoli Abierta por el PP,  el consistorio ingresó 88,4 millones por este impuesto frente a los 116,1 millones que se embolsó el año pasado durante el mismo periodo de tiempo. La caída se sitúa en 27,7 millones.

En una entrevista con el concejal del PP, Javier Mulleras, este medio avanzó este lunes que la previsión a final de año es que el Ayuntamiento deje de ingresar unos 50 millones menos de los previstos a principios de año por el citado impuesto. El gobierno de Ada Colau presupuestó una recaudación de 230,7 millones en diciembre de 2018. De seguir, la tónica actual, los ingresos a finales de año se situarían en torno a los 180 millones, una cifra similar a la de 2016, cuado entró en caja 177,1 millones.

SENTENCIA DEL CONSTITUCIONAL

El motivo de la menor recaudación hay que buscarla en una sentencia del Tribunal Constitucional que ha obligado a cambiar el gravamen por el que los ayuntamientos ingresan este impuesto cuando se produce una transacción, por ejemplo la compra-venta de una vivienda o en caso de recibir un inmueble en una herencia. Otro aspecto que ha influido en la caída de los ingresos es que se han reducido las operaciones de compra-venta de pisos y oficinas en Barcelona, según el PP.

En cualquier caso, el ejecutivo municipal realizó una previsión de ingreso al alza y se equivocó. "Lo lógico hubiera sido presupuestar lo mismo que en 2017. Al presupuestar 230 millones, la alcaldesa ha comprometido las inversiones y gastos del consistorio, y confirma que Colau tendrá que aplicar recortes". En 2017, los ingresos por plusvalía se situaron en 197,2 millones.

Hasta el 30 de junio, de los 432,9 millones previstos en inversiones para 2018, el Ayuntamiento ha gastado 180,5, lo que se traduce en el 42% del total. La cifra se sitúa un 11% por debajo respecto a 2017. El año pasado, de 429,1 millones presupuestados para inversiones, durante los primeros seis meses el importe dispuesto o contratado era de 227,2 millones, un 52% del total.