Ada Colau celebra con su equipo la victoria electoral de Barcelona en Comú / BARCELONA EN COMÚ
Ada Colau celebra con su equipo la victoria electoral de Barcelona en Comú / BARCELONA EN COMÚ

Los 'comuns' se arrepienten de su 'salario ético'

La formación política utilizó la limitación en los ingresos de sus cargos en campaña electoral para combatir a la CUP

REDACCIÓN
Actualizado: 06/08/2017 21:04 h.

Dos años después de ganar la alcaldía del Ayuntamiento de Barcelona, los comuns se arrepienten del techo salarial de 2.200 euros en catorce pagas que se auto-impusieron. Así lo ha hecho público La Vanguardia, medio que recoge el acta de la reunión con la militancia que se celebró del pasado 22 de julio en las Cotxeres de Sants. El 'salario ético' ahora parece ser punto de arrepentimientos.

UNA IDEA SIN RECORRIDO

La rebaja de las nóminas de los cargos políticos fue uno de los caballo de batalla de Barcelona en Comú en la campaña electoral del 2015. Sin embargo, la cuestión que pretendía seducir a los 'cupaires' y así presentarse juntos al Ayuntamiento no cumplió su objetivo (como tampoco consiguió el apoyo del resto de los grupos municipales al presentar una propuesta similar a modo reglamentario).

“Se fijó de manera arbitraria, en pleno debate con la CUP, y pensando más en la oposición que en el gobierno, sin tener en cuenta la diferencia de responsabilidades y dedicación en un caso y otro”, señala el acta en sus conclusiones. Al parecer, toda la formación parece arrepentida, ya que no figura ninguna opinión a favor de dejarlo tal como está, señala LV.

LAS LAMENTACIONES

“El tope actual es muy bajo si se considera que no hay mecanismos de corrección ni complementos de responsabilidad”; “hay que subir el salario, como mínimo un 1,5%, por estricta aplicación del IPC, y prever complementos para transporte y comidas”; o “el debate político sobre salarios éticos no puede ser ‘a ver a quién es más precario’. El primer código ético es este sentido fue un patinazo”.

Más de dos tercios (el 70,8%) de los consultados consideran que la limitación salarial que se les aplica no es adecuada, y “esta opinión es unánime para los cargos con más responsabilidad”, se asegura en el informe. Actualmente Barcelona en Comú destina el excedente de sus salarios (la diferencia entre lo que ingresan mensualmente y el límite salarial de 2.200 euros) a La Filadora. Un programa que se dedica a financiar proyectos de entidades y de iniciativa ciudadana.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.