La mitad de los votantes que se inclinaron por Ada Colau en las elecciones municipales del 2015 no la apoyará en los comicios para la alcaldía de Barcelona previstos para el 9 de junio del 2019. Así se desprende de una nueva entrega de la encuesta que la empresa Times Consultants ha hecho para Crónica Global.

En las elecciones de 2015, las primeras a las que se presentaban los comuns en Barcelona, obtuvieron 176.594 votos, un 15% del total del censo, que se tradujeron en 11 regidores. La falta de una obra de gobierno, en la que no se ha materializado ninguno de los grandes proyectos que Colau llevaba en su programa electoral, ya sea la conexión del tranvía por la Diagonal, la multiconsulta o, probablemente, la funeraria pública, acabaran pasado factura a la alcaldesa.

En cambio, los candidatos que ya se presentaron en 2015 y que ahora repetirán mantendrán buena parte del electorado. Así, Alfred Bosch, líder de ERC en el Ayuntamiento, conseguirá retener el 66,4% de sus votantes. Bosch será el ganador de los comicios municipales del 2019 en Barcelona, según la citada encuesta.

Bosch sólo tiene por delante a Carina Mejías. La representante de Ciutadans mantendría al 78% de su electorado. Sin embargo, Mejías no repetirá. Como es público, el presidente de la formación naranja, Albert Rivera, ha ofrecido al exprimer ministro francés, Manuel Valls, encabezar la lista de Ciutadans. Valls todavía se lo está pensando y ha propuesto que la lista sea abierta y que pueda incluir a otros partidos unionistas.

30 AÑOS GOBERNANDO

El socialista Jaume Collboni también repetirá como alcaldable. Collboni, que ahora tiene cuatro regidores, conseguirá retener el 64,8% de sus votantes. El PSC, que ha gobernado durante más de 30 años la ciudad, aspira a subir enteros en los próximo comicios y a recuperar una parte del voto que perdió en las pasadas elecciones frente a Colau, principalmente en barrios obreros.

El 60,6% del electorado de la CUP volvería a votar a María José Lecha, pero muy probablemente Lecha dejará la silla del pleno municipal y será sustituida por la exdiputada Eulàlia Reguant, aunque serán las bases del partido anticapitalista quienes lo decidirán.

Preocupante es que la encuesta dice que Alberto Fernández, concejal del PP en el consitorio, sólo mantendrá el voto del 33,3% del electorado que le apoyó hace tres años. Fernández, que entró por primera vez en el Ayuntamiento en 1987, no ha decidido si repetirá como candidato. Entre 2011 y 2015, los populares ya perdieron 26.908 votantes. En 2011 obtuvieron 121.991 votos y en 2015, 95.083.  

El candidato que no repetirá será Xavier Trias. El exalcalde se retira de la política activa y la candidatura del PDeCAT la encabezará, en principio, la exconsellera Neus Munté, que ha ganado las primarias. Sin embargo, los demócratas son partidarios de una lista abierta independentista a la alcadía de Barcelona y no hay que descartar que se produzcan cambios. En cualquier caso, su Munté es la candidata podrá contar con el 45,6% del electorado que apoyó a Trias.  

A un año para las elecciones, la encuesta de Crónica Global da la victoria a Bosch y pronostica un Ayuntamiento muy fragmentado en el que la fuerza más votada logrará únicamente nueve concejales. Probablemente, a lo largo de los próximos meses, la situación cambiará y surgirán nuevas plataformas o partidos que concurrirán a las elecciones.