Este miércoles la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, va a la cárcel de Lledoners (Barcelona)... de visita. Lo hará para mostrar su apoyo al exvicepresidente de la Generalitat Oriol Junqueras y al exconseller de Interior Joaquim Forn, donde ambos permanecen en prisión preventiva por rebelión. Esta visita de Colau llega justo en plena polémica por la politización de la Festa Major de Gràcia –y la petición de libertad de los presos políticos– y a dos días del homenaje a las víctimas del atentado en las Ramblas.

Según ha adelantado La Vanguardia, se reunirá con Oriol Junqueras –justo un día después de que hiciera lo propio el lehendakari Iñigo Urkullu– y luego visitará a Joaquim Forn. De hecho, el próximo viernes varias plataformas independentistas protestarán frente a la puerta de esta misma cárcel para mostrar su apoyo a Forn como homenaje al político que lideró la consellería de Interior cuando se produjeron los atentados terroristas de agosto del pasado año.

COLAU YA FUE A LA CÁRCEL EN OTRA OCASIÓN

No es la primera vez que la alcaldesa se acerca a los presos políticos. El 21 de marzo pasado, Colau visitó en prisión, cuando todavía estaban en Madrid, al presidente de Òmnium Cultural Jordi Cuixart, al diputado de JxCAT y exlíder de la ANC Jordi Sànchez y al exconseller Forn, que durante años fue concejal del Ayuntamiento de Barcelona.

En esa ocasión, también intentó entrevistarse con Junqueras, pero no pudo por problemas burocráticos. Posteriormente, la alcaldesa visitó a Cuixart en la prisión de Lledoners, el pasado 30 de julio, tal como han afirmado algunas fuentes a EFE.