La totalidad de los miembros de los partidos independentistas y de los comuns de la Comisión de Economía del Ayuntamiento han optado por no estar presentes en la misma y se han ausentado como medida de protesta por el inicio del juicio por el procés.

Eso ha dejado una imagen lamentable en la sala en la que se celebran este tipo de comisiones. En la mesa presidencial, tan solo estaba el miembro del equipo de Gobierno, Agustí Colom, presidiendo la comisión y que ha sido el único miembro de Barcelona en Comú que ha permanecido en la sala. Los bancos en los que se sientan los concejales miembros de la comisión, la imagen era desoladora. Montserrat Ballarín, del PSC, Xavier Mulleras, del PP, y Koldo Blanco, de C's. El resto de los asientos, vacíos.

No por sabidas, las ausencias de todos los miembros de los partidos independentistas han generado una imagen inhabitual y un cierto malestar entre los miembros de la comisión que han permanecido en la sala, que consideran un enorme perjuicio a los ciudadanos de Barcelona el hecho de que los trabajos de la comisión se hayan quedado prácticamente en nada por la decisión de los independentistas y los comunes de dejar de lado los trabajos de la misma para protestar en la calle por el inicio del juicio por el procés.