A pesar de que lo que se palpa a nivel de calle parece indicar todo lo contrario, el Ayuntamiento de Barcelona considera que está haciendo un gran trabajo en su lucha contra la droga, la inseguridad y el incivismo en El Raval. 

El consistorio ha presentado este lunes un amplio informe en el que hace balance de la situación y del que deduce que está haciendo bien su trabajo para que en el conflictivo barrio de Ciutat Vella no prospere la criminalidad.

Presidida por la controvertida concejala Gala Pin, el grupo de trabajo ha informado de que el "Ayuntamiento ha reforzado todos los servicios municipales involucrados en la mejora de la convivencia, la seguridad y la salud".

LOS RECURSOS DE LA URBANA

"Se ha ampliado los recursos de la Guàrdia Urbana; se ha incrementado la plantilla del Centre Baluard en un 22,5% y se ha promovido la ampiación del número y los horarios de los educadores de calle de la Agència de Salut Pública de Barcelona", ha explicado Pin. "También se ha reforzado los equipos de Habitatge para detectar pisos vacíos en El Raval".

Según lo datos del informe, a lo largo de 2018 los agentes de la GU, en colaboración con los Mossos d'Esquadra, han intervenido en más de 100 locales y pisos que vendían droga en el distrito. El 70% han sido recuperados por lo propietarios.

LAS ASOCIACIONES CANNÁBICAS

Otro dato cuantificativo es que, entre marzo y noviembre de este año, la GU ha detenido o investigado a 401 personas y se han intervenido sustancias estupefacientes a 344 de ellas.

También se ha conseguido sacar de la calle 32 armas blancas a pesonas que se encontraban cerca de pisos de venta y consumo de droga. Y, por otra parte, se han revisado las condiciones de todas las asociaciones cannábicas de Ciutat Vella, de las que se han cerrado 22 este año, y más de 60 durante los más de tres años en los que gobiernan los Comns de Ada Colau.