ARCHIVADO EN:

La más que posible candidatura del exconseller Joaquim Forn a la alcaldía de Barcelona va ultimándose. Fuentes del PDeCAT aseguran a Metrópoli Abierta que la apuesta por Forn se da prácticamente por hecha. "Va muy en serio y él está muy ilusionado". Las mismas fuentes no concretan la fecha en que se hará el anuncio oficial, pero está al caer. Muy probablemente, la exmano derecha de Xavier Trias dará el paso antes del inicio del juicio por 1-O previsto para mediados de enero. Algunas fuentes próximas a la lista informan que se trabaja para que Elsa Artadi sea la número 2. Forn se ve como la figura para rehacer las malas relaciones entre el PDeCAT y el expresident Carles Puigdemont

La candidatura de Forn lleva ya algunos meses cocinándose, pero ha ido cogiendo fuerza las últimas semanas. El pasado 19 de diciembre, coincidiendo con la comida de Navidad de la alcaldesa Ada Colau con la prensa, regidores de distintos partidos y altos cargos municipales ya daban por hecho que Forn será el candidato del PDeCAT pese a que la exconsellera Neus Munté ganó las primarias del partido. De hecho, en distintas ocasiones, Munté se ha mostrado dispuesta a ceder el testigo a Forn si decide presentarse.

DOMINIOS DE INTERNET COMPRADOS

A este hecho hay que añadir que el propio Forn se ha manifestado a favor de encabezar una lista al Ayuntamiento. La última vez que lo hizo fue a mediados de diciembre en una entrevista en Rac 1 recogida por este medio. "No descarto ser candidato. Estoy abierto a todo", dijo el exconseller. También varios dominios de internet con el nombre de político, entre ellos Quim Forn o Joaquim Forn.barcelona, han sido comprados y están preparados para activarse en el momento en el que el exprimer teniente de alcalde haga oficial su candidatura.

Fuentes del PDeCAT informan que la figura de Forn podría servir para unir en una misma candidatura al PDeCAT y la Crida de Puigdemont. De hecho, todo apunta que va a ser así y se ve a Forn como la persona ideal para rehacer las ahora malas relaciones entre Puigdemont y el PDeCAT. Hace unas semanas, el exconseller Ferran Mascarell -próximo a Puigdemont- anunció que se presentará a las elecciones como candidato independiente, pero sí finalmente Forn es alcaldable perfectamente se puede integrar en su lista. Mascarell antes de ser independentista fue socialista y regidor con Pasqual Maragall, entre otros alcaldes. Suyo es, por ejemplo, el mérito de que Barcelona disponga de una amplia y cuidada red de bibliotecas públicas.

EN LA CÁRCEL

De talante dialogante y negociador, Forn puede aglutinar a su alrededor distintas sensibilidades independentistas, aunque quedará por ver cómo acaba influyendo su situación judicial en la candidatura. Fuentes del grupo municipal que todavía encabeza Xavier Trias apuntan que el proceso judicial al que Forn debe enfrentarse es el único tema que podría hacerle cambiar de opinión. Actualmente, el exconseller se encuentra en la prisión de Lledoners a la espera de juicio por su implicación en el proceso independentista.

El juicio debe iniciarse a mediados de este mes de enero en el Tribunal Supremo, en Madrid, y salvo sorpresa se prolongará durante unos tres meses. Si Forn es condenado -y no se produce un indulto, una opción que no hay que descartar- podría acabar inhabilitado, lo que dejaría su carrera a la alcaldía en un apuesta más simbólica que real. Si Forn sigue en la cárcel, tampoco podría participar en la campaña, algo que ya le ocurrió a Oriol Junqueras en las elecciones autonómicas de hace algo más de un año, lo que hace especialmente importante la elección de quien será el número 2 de la lista.

Desde Junts x Catalunya se ha propuesto a la consellera Artadi para ser la número 2 de Forn. Artadi dejó de pertenecer al PDeCAT poco antes de las elecciones del 21-D de 2017 y dirigió con éxito la campaña de Junts x Cat que encabezó Puigdemont. Aunque ha formado parte del círculo más próximo al expresident, los últimos meses se ha alejado de él antes los planteamientos más extremos planteados por Puigdemont, adelantó Crónica Global. Fuentes del PDeCAT reconocen que el nombre de Artadi se ha puesto sobre la mesa, pero dudan si la consellera acabará aceptando o preferirá quedarse en la Generalitat con vistas a un futuro asalto a la presidencia del Govern y ante unos malos resultados municipales del PDeCAT, como presagian algunas encuestas. Las mismas fuentes esperan que en una o dos semanas no solo se confirme el nombre de Forn si no también el de otros miembros de la lista.

LISTAS INDEPENDENTISTAS

La más que posible lista encabezada por Forn competirá con otras candidaturas independentistas. A menos de cinco meses para las elecciones, parece difícil que se aglutine una única lista soberanista. En distintas ocasiones, ERC ha dicho que concurrirá en solitario a los comicios, con Ernest Maragall como alcaldable. La CUP -que en las próximas semanas eligirá a su candidato- también se presentará en solitario. Y queda por ver si el ganador de las primarias independentistas, el filósofo y periodista Jordi Graupera, opta por ir en soltario o es capaz de llegar a algún acuerdo con algún otro candidato.

Antes de ser conseller, Forn estuvo como concejal durante 18 años en el Ayuntamiento de Barcelona. Entró en 1999 y salió para ejercer de conseller en 2017. Entre 2011 y 2015, fue la mano de derecha de Trias -como primer teniente de alcalde- y el jefe político de la Guàrdia Urbana. Forn tiene la experiencia para ser alcalde que le ha faltado a Colau en su primer mandato, por ejemplo, para cerrar acuerdos con la oposición. A su favor también tiene que conoce a la perfección como funciona el Ayuntamiento -trabajan en él más de 10.000 personas- y que es una persona muy bien valorada por los regidores de la oposición y altos cargos del Ayuntamiento. 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.