ARCHIVADO EN:

Joaquim Forn está cada vez más cerca de ser el candidato del PDeCAT al Ayuntamiento de Barcelona. Fuentes municipales dan por hecho que Forn anunciará oficialmente su candidatura las próximas semanas, entre el día de Reyes y antes del inicio del juicio en el Tribunal Supremo a los líderes independentistas a mediados de enero. Según ha podido comprobar Metrópoli Abierta, diversos dominios con el nombre de Quim Forn o Joaquim Forn ya no están disponibles, entre ellos el .barcelona.

En una entrevista el pasado domingo el pasado en Rac 1, Forn ya dejó entrever que está dispuesto a dar un paso al frente. “No descarto ser candidato. Estamos hablando de todo. Me he ofrecido a ayudar en lo que haga falta”, dijo el exconseller de Interior. Fuentes del PDeCAT dicen que todo está abierto, pero reconocen que "le corresponde a él" decidir dar el paso. Actualmente, la candidata del PDeCAT es Neus Munté, que se impuso en las primarias, y estaría dispuesta a ceder el protagonismo a Forn si acepta. Munté y Forn se reunieron en la cárcel de Lledoners para tratar la implicación del exprimer teniente de alcalde con Xavier Trias en la lista. 

FIN DE LA HUELGA DE HAMBRE

"Su nombre está sobre la mesa en firme. Él ya ha mostrado su predisposición", apuntan otras fuentes del PDeCAT. La única duda que parece tener radica "en qué quiere centrar los esfuerzos durante los próximos meses". Las fuentes se refieren al juicio a los líderes independentistas. Todo apunta que Forn abandonará la huelga de hambre próximamente para preparar la vista judicial en condiciones. El exconseller lleva 15 días de huelga de hambre. "Se encuentra bien y sereno", apuntan desde el PDeCAT, pero más débil cada día.

Forn ya hace algunos meses que está entre los nombres para encabezar la lista del PDeCAT. Pero ahora ha vuelto a coger fuerza el nombre del exregidor tras la aparición de algunas encuestas que dan al PDeCAT unos resultados muy flojos en las elecciones. Este medio se hizo eco hace unos días del sondeo elaborado por Crónica Global que presagiaba un sonoro batacazo al PDeCAT. "Tomar una elección rápida sobre la candidatura nos reforzará. Hay candidaturas que ya llevan tiempo jugando el partido y nosotros seguimos en el vestuario", apuntan desde el PDeCAT.

SOLO CONTEMPLA LA ABSOLUCIÓN

Si finalmente Forn es el candidato a la alcaldía, algo que cada día está más cerca, puede dar alas al PDeCAT. Forn se ha convertido en una persona muy valorada por los independentistas tras pasar más de un año en la cárcel y se convertiría en un serio competidor para Ernest Maragall. La decisión también comportará dificultades. Muy probablemente, Forn seguirá los próximos meses en la cárcel y no podrá hacer precampaña y si, tras el juicio, sale condenado podría acabar inhabilitado. Fuentes del PDeCAT no contemplan esta opción y dicen que "tendría salir libre del juicio porque es inocente". Al respecto, el propio Forn subrayó el domingo que "con el Código Penal en la mano, solo se debe de tener en cuenta la absolución".

A su favor, Forn, de talante negociador y dialogante, tiene una visión muy clara de lo que pasa en la ciudad y conoce el consistorio, donde trabajan más de 10.000 funcionarios, como la palma de su mano. Ha sido 18 años regidor. Entró en 1999 y salió para ejercer de conseller el año pasado. Entre 2011 y 2015, fue la mano de derecha de Trias y el jefe político de la Guàrdia Urbana. Forn tiene la experiencia que a Ada Colau le ha faltado en su primer mandato, por ejemplo, para cerrar acuerdos con la oposición.