La Federación de Asociaciones de Vecinos y Vecinas de Barcelona (FAVB) ha recibido más de un millón de euros del Ayuntamiento durante cuatro años. Concretamente, la entidad vecinal se ha embolsado 1.051.279,16 euros de las arcas municipales entre 2015 y 2018, según figura en un informe de Ciutadans, al que ha tenido acceso Metrópoli Abierta, bautizado como El chantaje del silencio. La red clientelar de Colau. La mayor parte del dinero concedido es fruto de un convenio entre la FAVB y el Ayuntamiento.

En 2015, la FAVB cobró del Ayuntamiento de Barcelona 213.102 euros. Se da la circunstancia que en 2015, la primera mitad del año gobernó Xavier Trias y la segunda mitad, Ada Colau. El documento no especifica si la ayuda fue otorgada por la antigua CiU o por los comuns. En los años siguientes, las subvenciones han ido claramente al alza, con 249.970 euros en 2016; 317.709,16, en 2017, y 270.498, en 2018.

MILES DE EUROS PARA PROMOCIÓN VECINAL

El informe detalla partida a partida el dinero público que ha recibido la FAVB desde 2015. Las ayudas más importantes son para la "promoción del asociacionismo vecinal": 180.167 euros (2015), 215.000 (2016), 218.225 (2017) y 221.498 (2018). Otras cuatro ayudas que la federación ha conseguido están relacionadas con la anterior y se especifica que son para "hacer frente al convenio con la FAVB para la promoción del asociación vecinal". En 2015 y 2016, las partidas son de 30.000 euros anuales, y en 2017 y 2018, de 49.000.

La FAVB también cobró 42.224,16 euros en 2017 por una mejora de su local y la adquisición de una base de datos, otros 6.000 euros en 2017 por la exposición por 25 años de Carrer, la revista de los barrios, 4.500 en 2016 por la constitución y activación de una mesa vecinal, 2.000 en 2017 por la consolidación de una perspectiva vecinal en la red y 2.000 en 2015 por el Fórum de participación vecinal sobre urbanismo.

PÁGINA DE TRANSPARENCIA

Algunas de las cifras que desglosa el informe elaborado por el grupo municipal de Ciutadans quedan recogidas en la página de transparencia de la FAVB. Así, por ejemplo, en el enlace anterior se puede comprobar que la federación vecinal recibió hace dos años los citados 218.225 euros, y en 2018, los 221.498,38 euros (presupuesto). Ambas partidas son por el convenio que la FAVB tiene con el Ayuntamiento y figuran en el apartado de presupuesto de las cuentas de la FAVB.

El informe explica que Colau "formó parte de la junta de esta federación que aglutina al movimiento vecinal" y asegura que la FAVB ha servido de "vivero de políticos y asesores para el equipo de Colau". Este es el caso, por ejemplo, de la regidora Mercedes Vidal, que fue vicepresidenta de la FAVB y se ocupó de temas de medio ambiente, como incluye el currículum de Vidal en Barcelona en Comú, y el tercer teniente de alcaldía, Jaume Asens, que fue abogado de la FAVB en los recursos presentados contra la Ordenanza del civismo aprobada por el consistorio en 2005.

También están en nómina del Ayuntamiento de Barcelona el expresidente de la FAVB, Jordi Bonet Martí, que es asesor en la dirección de alcaldía y cobra 56.466 euros anuales brutos, y el periodista Marc Andreu, que es consejero técnico de Sant Martí y fue director de la revista Carrer que edita la citada federación, y gana 51.950 euros brutos al año.