ARCHIVADO EN:

Alberto Fernández Díaz, líder del PP en el Ayuntamiento de Barcelona, ha pedido este jueves retirar el premio Ciutat de Barcelona, al documental Ciutat morta. Fernández ha hecho esta propuesta después de conocer el arresto en Zaragoza de Rodrigo Lanza, uno de los protagonistas de la película. A Lanza, la Policía Nacional le acusa del asesinato de un hombre tras una discusión en un bar originada porque la víctima vestía unos tirantes con los colores de la bandera española.

Lanza fue condenado en 2006 por dejar tetrapléjico a un agente de la Guàrdia Urbana en Barcelona, un caso que despertó mucha polémica y sobre el que el documental Ciutat Morta. Crónica del caso 4F puso en tela de juicio si la condena era fruto de un montaje policial.

En concreto, los hechos ocurrieron el 4 de febrero de 2006 en la calle Sant Pere més Baix de Barcelona cuando un agente de la Guàrdia Urbana recibió una pedrada que le dejó tetrapléjico. La agresión se produjo en el marco de los altercados registrados durante una fiesta 'okupa' ilegal que se celebraba en un inmueble del casco antiguo con más de mil asistentes, que adquirió notoriedad con el documental Ciutat Morta. Crónica del caso 4F, cuya emisión en TV3 logró unos altos índices de audiencia y una gran repercusión pública, aunque la justicia se negó a reabrir el caso.

Fernández ha señalado que “volvemos a solicitar la retirada del premio Ciutat de Barcelona y esperamos que esta vez sean capaces de rectificar y de ponerse al lado de la defensa de los agentes de la Guardia Urbana y no de los antisistema". El PP ya solicitó, en febrero del 2015, la retirada del galardón pero todos los grupos municipales votaron en contra”.

Durante la entrega del galardón, los directores del documental, Xavier Artigas y Xapo Ortega, dejaron al alcalde Xavier Trias con el galardón en la mano. Los cineastas pasaron de largo junto a Trias sin recoger el premio.

ACUSACIÓN DE MONTAJE POLICIAL

El edil popular ha recordado que el documental Ciutat morta, emitido el 17 de enero de 2015 por el Canal 33, sirvió como un juicio paralelo que finalizaba con una acusación de montaje policial contra la Guardia Urbana. “Es imprescindible que TV3 rectifique y pida públicamente perdón y emita una información alternativa al relato antisistema como compensación a aquella emisión”, ha señalado.

Fernández ha reclamado que el Ayuntamiento envíe a Fiscalia toda la documentación y las afirmaciones que se hicieron en su día para iniciar acciones legales contra todos aquellos que vertieron acusaciones falsas contra la Guàrdia Urbana.

El concejal del PP ha recordado que los abogados defensores de Lanza estaban vinculados al observatorio DESC, entidad que ha recibido importantísimas subvenciones del Ayuntamiento de Barcelona. El letrado era concretamente Gonzalo Boye, abogado de exconsellers de la Generalitat y condenado a 14 años por colaborar con la banda terrorista ETA en el secuestro de Emiliano Revilla. Jaume Asens, actual teniente de alcalde de Derechos Civiles del gobierno Colau y que aparece en el propio documental de ‘Ciutat morta, estuvo cinculado al caso como observador, formando parte de una comisión de Defensa dels Drets Humans del Col·legi d'Advocat, según han confirmado fuentes municipales.

Según el PP,  “si Jaume Asens, como teniente de alcalde de Derechos Civiles, considera la presunción de inocencia para antisistemas condenados, mientras se otorga certeza de culpabilidad a la Guàrdia Urbana, debería dimitir o ser cesado por Colau”.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.