El director general del Gremi de Restauració de Barcelona, Roger Pallarols, ha pedido este viernes la dimisión de la regidora Gala Pin. Este jueves, Pin cargó contra los dirigentes del citado gremio. La concejala dijó que el sector de la restauración estaba "muy mal representado por los dirigentes que tiene ahora". Pin hizo estas declaraciones en la audiencia pública de Ciutat Vella

En la comisión municipal sobre la situación económica de la ciudad, que preside la regidora Sònia Recasens, el director general del gremio ha pedido una "rectificación pública e inmediata" a Pin y que, en caso de no producirse, la titular del distrito de Ciutat Vella debe dimitir. Según Pallarols, las palabras de Pin son "intolerables" y una ofensa "a la restauración de la ciudad" que, bajo ningún concepto, "se pueden amparar en la libertad de expresión". 

Las palabras de Pin han sido criticadas por la mayor parte de los partidos de la oposición. El concejal del PDeCAT Raimond Blasi ha denunciado "la falta de respeto de Pin" a los sectores económicos de la ciudad. La regidora socialista Montserrat Ballarín ha recordado a Pin que cuando preside una audiencia pública "no es una activista de Barcelona en Comú sino una regidora que representa a todos los ciudadanos". Y la jefa de filas de Ciutadans, Carina Mejías, ha considerado que las palabras de la dirigente de los comuns "son improcedentes".

El regidor popular Javier Mulleras, que ha lamentado que el gobierno de Ada Colau haya pagado con estas declaraciones los esfuerzos del gremio para solucionar el conflicto de las terrazas, y la representante de ERC, Trini Capdevila, han mostrado su apoyo al Gremi de Restauració y han resaltado que en este mandato los dirigentes del organismo se han sentido más acogidos por la oposición que por el gobierno municipal.