Diez comisionados del gobierno de Ada Colau no se aplican la rebaja de sueldo que tienen la alcaldesa y los diez concejales de Barcelona en Comú en aplicación del código ético del partido, que limita la retribución a 2.200 euros netos mensuales por 14 pagas. Entre los altos cargos que cobran el sueldo íntegro está Joan Subirats, que será el número dos de Colau en las elecciones municipales del 26 de mayo, y que tiene una paga anual bruta de 68.000 euros. 

La información figura en la página de transparencia del Ayuntamiento de Barcelona. En ella se detalla que únicamente dos comisionados, Álvaro Porro y Gemma Tarafa, responsables de las áreas de Economía Social y Salud, respectivamente, se han rebajo el suelo y cobran los citados 2.200 euros netos mensuales, aunque su retribución oficial es de 68.000 euros brutos. Metrópoli Abierta se ha dirigido al consistorio para conocer el punto de vista del gobierno de Colau sin que en el momento de cerrar la edición hubiera obtenido respuesta.

IDEÓLOGO DE LOS 'COMUNS'

La rebaja de la nómina solo es obligatoria en el caso de los cargos electos de Barcelona en Comú, es decir Colau y los 10 regidores. Cuando llegó al gobierno en 2015, Colau dijo que su sueldo era excesivo e impuso las citadas restricciones a todo su equipo. Sin embargo, llama la atención que Subirats, muy próximo a Colau y uno de los ideólogos e impulsores de Guanyem Barcelona, el embrión de los comuns, no haya optado por la rebaja voluntaria de sueldo como comisionado de Cultura, un cargo que ocupa desde noviembre de 2017 tras la ruptura del pacto de gobierno entre PSC y Colau, o al menos esa es la información que figura en la web municipal.

Como explicó Metrópoli Abierta el pasado mes de marzo, la mujer de Subirats, Carme Ribas, fue nombrada gerente del Consorci del Besòs. El organismo interadministrativo está presidido por la teniente de alcaldía de Barcelona, Janet Sanz, una de las ediles que puede escalar más posiciones en la próxima lista de los comuns. Ribas es arquitecta por la Escola Técnica Superior de Arquitectura de Barcelona.

AMADEU RECASENS, 95.000 EUROS

El comisionado es un cargo que el gobierno de Colau ha puesto en marcha -con anterioridad lo hicieron otros ejecutivos municipales como el de Xavier Trias- para sustituir la falta de regidores. A la postre, éstos son concejales en la sombra, con atribuciones similares que un concejal oficial. En total, el Ayuntamiento de Barcelona tiene una docena de comisionados. El que más cobra es el comisionado de Seguridad, Amadeu Recasens, cuyo sueldo anual es 95.000 euros. A éste le siguen los comisionados de Memoria Histórica, Ricard Vinyes, y Participación y Democracia Activa, Fernando Pindado, que cobran 71.065 y 71.000 euros, respectivamente.

Ada Colau con el comisionado Amadeu Recasens y el jefe de la Urbana Evelio Vázquez / EFE
Ada Colau con el comisionado Amadeu Recasens y el jefe de la Urbana Evelio Vázquez / EFE

COLAU, 100.000 EUROS AL AÑO

El resto de comisionados cobran 68.000 euros brutos anuales -a excepción de Miquel Àngel Essomba, responsable de Educación, Infancia y Juventud, que solo se embolsa 34.000 euros-. Se tratan de José Luis Gómez (comisionado de Promoción Económica, Empresa e Innovación), Francesca Bria (Tecnología e Innovación), María Dolores López (Immigración, Interculturalidad y Diversidad), Marta Carranza (Deportes) y Frederic Ximeno (Ecología).

La página de transparencia municipal informa, como dice la ley, de los sueldos de todos los concejales electos, sean de gobierno u oposición. Colau cobra 100.000 euros brutos, mientras que el sueldo de los concejales de gobierno de Barcelona en Comú va de los 98.192 € brutos de los tenientes de alcaldía, como Gerardo PisarelloLaia Ortiz, Jaume Asens y Janet Sanz, a los 84.532 de los concejales de área o de distrito, como Gala PinAgustí ColomMercedes Vidal, Josep Maria MontanerEloi Badia y Laura Pérez.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.