ARCHIVADO EN:

Desde este jueves circula por las redes sociales un vídeo que denuncia irregularidades a la hora de recoger firmas favorables para la multiconsulta que plantea realizar la alcaldesa Ada Colau. El proceso participativo, que aún no tiene fecha exacta, preguntará a los barceloneses sobre tres temas: gentrificación, memoria histórica y gestión pública del agua. Para que cada una de estas propuestas fuese aprobada, se necesitaba reunir como mínimo las firmas de 15.000 personas. Y aquí es donde, según una información que publica hoy La Vanguardia, se ha denunciado el presunto fraude desde cuentas de Facebook, como es el caso de 'Rescatem Barcelona’.

Según esta plataforma, la recogida de firmas no tiene las garantías mínimas y denuncian que “más que una multiconsulta, es una tomadura de pelo”. Para ello se vale del vídeo, grabado con cámara oculta, en el que se aprecia como ni tan sólo se pide el DNI del solicitado para comprobar que la persona que firma es quien dice ser.

En este sentido, la escena más asombrosa que puede apreciarse en el vídeo es cuando una persona pregunta si puede firmar en nombre de su madre, rellenando sus datos e imitando su firma, a lo que el interlocutor, sorprendentemente, accede.

En otro momento del vídeo, el propietario de un bar de Vallcarca contesta a un cliente que no sabe nada de cómo funciona la consulta, que a él le han dejado unos formularios en el establecimiento para que le diga a los clientes que los rellenen y firmen a favor de la multiconsulta.

Barcelona celebrará su segunda multiconsulta ciudadana -tras la que planteó en su día el socialista Jordi Hereu- antes del verano. La intención de Colau es hacer una anualmente.