La futura ampliación del Macba pende de un hilo. De la decisión del PDeCAT en el pleno de marzo. Ada Colau, la alcaldesa de Barcelona, ha ganado la primera batalla (no era vinculante), pero no su guerra al centro cultural, que hace seis años obtuvo la cesión de la capilla de la Misericòrdia. Xavier Trias, líder de la formación nacionalista, ya ha anunciado que cambiará la abstención de este viernes en un voto negativo si no hay un acuerdo entre las consellerías de Sanitat y Cultura.

El de este viernes ha sido un pleno municipal de alta tensión cuando se ha abordado el futuro del Macba, del CAP del Raval Nordi y de la capilla de la Misericòrdia. Las acusaciones al equipo de Gobierno que dirige Ada Colau por la forma en que ha enfrentado a sectores de la cultura y de la sanidad han sido mayoritarias entre los grupos de la oposición. Estos han acusado a la alcaldesa de haber generado un conflicto artificial por motivos electoralistas.

SIN CARÁCTER VINCULANTE

Aunque finalmente se ha aprobado la iniciativa ciudadana, que ha defendido en el propio pleno la directora del CAP Raval, Anna Romagosa, la resolución no tiene carácter vinculante. Se trata de un nueva gesticulación de la primera edil, consciente de que el futuro uso de la capilla de la Misericòrdia dependerá también de las consellerías de Sanitat y Cultura de la Generalitat.

Así de claro lo ha dejado Xavier Trias, presidente del Grup Municipal Demòcrata (PDeCAT), cuando ha afirmado que “ahora nos abstenemos” - una abstención que ha permitido aprobar la iniciativa-, “pero si no hay acuerdo con las consellerías, votaremos en contra”.

DURAS ACUSASIONES

Las acusaciones más duras contra el equipo de gobierno, sobre todo contra la propia alcaldesa y la regidora de Ciutat Vella, Gala Pin, han llegado en boca de Alberto Fernández Díaz, del PP. En un rotundo alegato, el veterano concejal ha dicho, dirigiéndose a Colau y Pin: “Ustedes son unas manipuladores compulsivas y unas grandes irresponsables. Por eso votaremos no, pero es un no al conflicto y al engaño. Lo que tiene que hacer es presentar una propuesta que haga posible la ampliación del Macba y el nuevo CAP del Raval Nord”.

Fernández Díaz, que ha defendido la necesidad de que el Raval Nord tenga el CAP que merece, ha acusado a Colau de haber generado el conflicto “porque es incapaz de resolver los problemas y en lugar de aportar soluciones, los convierte en conflictos”.

POPULISMO

Trias también ha sido muy duro con la alcaldesa. Primero le ha recordado que “usted es presidenta del Macba y votó a favor de la ampliación del museo con la capilla de la Misericòrdia”. Después la ha acusado de “hacer populismo total". "Su grado de irresponsabilidad es inmenso ya que no se puede votar a favor de una cosa y seis meses después hacer que la gente se movilice entra de esa decisión. Esto no es hacer de líder de una ciudad, es liarlo todo”, ha remarcado el ex alcalde de Barcelona.

Además, Trias ha acusado a Gala Pin, que ha sido la concejal de BeC que ha defendido la iniciativa ciudadana, de “poner en boca de la consellera de Sanitat unas palabras que no ha dicho, haciendo una interpretación tendenciosa”.

ENGAÑO

También desde Ciutadans han lanzado duras críticas a la actuación del gobierno municipal en este asunto. Carina Mejías ha acusado a Colau de haber intentado “enfrentar a dos sectores y nos parece injusto. La situación del CAP del Raval Nord viene de hace años, pese a lo cual votaron a favor del plan estratégico y sabían que la capilla no está disponible. Pero este debate no es gratuito y parece muy electoralista”.

Carmen Andrés, del PSC, ha acusado a Colau de haber generado esta situación “enfrentando dos derechos". "Debe ser el propio gobierno municipal el que lo resuelva. Hay que estudiar las propuestas que hay encima de la mesa y debe haber consenso ciudadano", ha añadido la concejal socialista.

COLLBONI ATIZA A COLAU

Más duro todavía se ha mostrado Jaume Collboni, el líder del PSC en Barcelona: "El tema del Macba demuestra hasta qué punto este gobierno es incompetente e incumple sus acuerdos".

Por parte de ERC, Gemma Sendra ha afirmado que “estamos en un espacio de manipulación política y no se puede confrontar salud y cultura en una guerra ciudadana". "Un buen gobernante busca soluciones y debe encontrarlas, no confundir a los ciudadanos. No es de recibo esta tensión entre ciudadanos”, ha remarcado Sendra en su intervención.