El gobierno de Ada Colau ha vetado la creación de un espacio museístico dedicado a los comercios emblemáticos. Y no lo impulsará pese a que lo ha aprobado la Comisión de Economía y Hacienda del Ayuntamiento de Barcelona. Pero los comuns han hecho oídos sordos al llamamiento de la oposición a poner en marcha el museo.

A instancias del PDeCAT, la comisión ha aprobado una proposición que instaba a crear el citado espacio museístico "para divulgar y preservar la historia y el patrimonio tangible e intangible de los comercios emblemáticos".

La votación ha contado con el apoyo del PDeCAT, Ciutadans, ERC y PP, mienras que PSC y CUP se han abstenido, y Barcelona en Comú ha votado en contra. El texto instaba también a poner en marcha un grupo trabajo en el que estuvieran representados los grupos municipales, el sector del comercio y representantes de los establecimientos emblemáticos.

El concejal del PDeCAT, Raimond Blasi, ha lamentado que el gobierno de Colau se haya cerrado en banda a impulsar la propuesta. Según Blasi, lo único que los comuns habrán hecho este mandato por los comercios emblemáticos es solucionar el problema de alquiler de La Manual Alpargatera.

El concejal de Comercio del gobierno de Colau, Agustí Colom, ha rechazado dar apoyo a la propuesta del PDeCAT porque "los comercios emblemáticos no pueden ser piezas de museo, sino algo vivo, a pie de calle".  

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.