No acudir a la inauguración de la nueva temporada del Liceu y sí asistir a un acto menor en un remoto barrio barcelonés. Es lo que va del pasado viernes a este martes para Ada Colau, que con estas decisiones deja claro cuál es su ideario, exhibe músculo popular/ista y muestra cómo va a ser su campaña para ser reelegida alcaldesa de Barcelona.

En el Liceu estuvo todo el 'quién es quién' de la ciudad... menos su máxima autoridad, el alcalde. Quim Torra, Artur Mas, José Montilla, Manuel Valls y otros políticos acompañaron a los patricios de la sociedad civil barcelonesa. Al barrio de La Verneda i la Pau, este martes, han acudido los dos máximos cargos del Ayuntamiento de Barcelona, la alcaldesa y el primer teniente de alcalde, Guillermo Pisarello, para inaugurar un taller de los Planes de Desarrollo Económico (PDE) en el distrito de Sant Martí.

El de Sant Martí no es el primero de la serie, así que se antoja un poco excesivo que, en esta ocasión -no ocurrió en las cinco anteriores- se presenten los dos primeras autoridades municipales, amén de Josep Maria Montaner, Concejal de Vivienda a la par que del distrito. Ante ellos, apenas una veintena de personas más los periodistas de turno.

El acto, celebrado en el Taller para la Materialización y el Desarrollo de Conceptos (TMDC), una cooperativa de trabajo financiada por el programa 'Impulsamos lo que haces' con 30.000 euros, ha servido para la presentación del susodicho PDE junto a la presidenta de la cooperativa, Tine Schorn.

EL LEGADO DE COLAU

"Hay muchísimo talento en todos y cada uno de los barrios de Barcelona; lo que no hay es igualdad de oportunidades. Hay que llegar donde no se llegaba lo suficiente y garantizar esta igualdad”, ha dicho la alcaldesa, acompañada también por la directora general de Barcelona Activa, Sara Berbel, y el comisionado de Economía Social, Álvaro Porro.

Pisarello, por su parte, ha defendido que "herramientas como ésta son legados de este mandato de los que nos sentimos más orgullosos desde el Gobierno municipal, porque sirven para construir una Barcelona cohesionada e innovadora que protege los barrios de la precarización y la prepotencia del dinero y mejora su seguridad, al promover que haya actividad”.

Otro momento del acto en el taller de Sant Martí / MIKI
Otro momento del acto en el taller de Sant Martí / MIKI

El primer teniente de alcalde ha cargado también contra los "relatos catastróficos de que Barcelona es un caos", porque, según él, la ciudad tiene problemas “pero también muchas iniciativas creadoras que el Ayuntamiento debe promover”. En este sentido, ha defendido que estos PDE son “la prueba de que hay otra forma de hacer economía y no resignarse a la economía especulativa que expulsa a los vecinos de sus barrios”, ha dicho.

28 MILLONES INVERTIDOS

A través de Barcelona Activa, el Ayuntamiento de Barcelona habrá inyectado cuando acabe este año 28 millones de euros en los seis distritos con menos renta y más paro de la ciudad.

Los PDE de estos distritos han sido "una herramienta para la inversión, reducir desigualdades y garantizar una economía diversificada, por lo que -aunque no tengan el nombre más sexy del mundo- promueven una economía que transforma la vida de los barrios”, ha dicho/ironizado la alcaldesa.

Los distritos en los que se desarrollan los PDE son Ciutat Vella, Nou Barris, Sant Andreu, Sants-Montjuïc, Horta-Guinardó y Sant Martí, que concentran el 70% de parados de la ciudad y el 70% de población con menos estudios.

Colau y Porro, abandonando el taller / MIKI
Colau y Porro, abandonando el taller TMDC / MIKI

En concreto, este TDE de Sant Martí tiene entre sus prioridades “acercar los recursos de empleo a sus barrios, dinamizar las empresas de polígonos industriales, impulsar la innovación social digital y promover proyectos de economía social y solidaria, como el Eix Pere IV y el Hub de la Bicicleta”, ha explicado, por su parte, Montaner.

PUNTOS DE DEFENSA

Con el de Sant Martí, ya están en marcha todos los PDE, que incluyen en total 259 medidas, de las que 114 se han activado en 2017 y 200 se habrán desplegado al terminar este año, con la previsión de que en 2019 estén en funcionamiento el 85%, siempre según datos del consistorio.

Las acciones previstas incluyen la apertura de Puntos de Defensa de Derechos Laborales, que ya han abierto en Ciutat Vella -con 407 personas atendidas-, Nou Barris -con 39 desde que abrió en junio- y Sants-Montjuïc, que abrió en septiembre. Según datos de Colau, en lo que va de año Barcelona Activa ha atendido a 17.000 personas de los distritos con sus planes.