Hasta ahora el mensaje oficial era que la delincuencia se estaba combatiendo y que el trabajo daba sus éxitos. Así se expresó el comisionado de Seguridad de Barcelona, Amadeu Recasens, el pasado miércoles ante los grupos de la oposición. Pero este lunes no han podido negar más la evidencia y la propia Colau ha reconocido que los hurtos han aumentaod en la ciudad de Barcelona hasta agosto en un 19%.

Los puntos más afectados por el aumento de hurtos son el metro y los comercios, donde se producen una media de 360 casos al día. En total, desde enero hasta agosto, se han producido 86.834 hurtos.

GRUPOS ESPECIALIZADOS

Colau se ha escudado en que la delincuencia aumenta en toda Catalunya, pero la realidad es que Barcelona aglutina el 55% de los hurtos que se comenten en la región.

 

También han aumentado un 19% los robos con violencia e intimidación en el espacio público, pasando de 3.694 en 2017 a 4.396 este año, sobre todo por la actividad de los grupos especializados en robo de relojes de lujo.