Obras en las calles colindantes a la Meridiana y la plaza de las Glòries / HUGO FERNÁNDEZ
Obras en las calles colindantes a la Meridiana y la plaza de las Glòries / HUGO FERNÁNDEZ

Colau pagó casi 4 millones en sobrecostes de obras el último año

Las instalaciones del Castillo de Montjuïc fueron las obras que más se desviaron del presupuesto inicial

Guardar
Periodista

Los sobrecostes de las obras municipales durante el último ejercicio se elevó a casi 4 millones de euros, según las cifras que maneja el propio Ayuntamiento que preside Ada Colau. La mayor dentellada a las arcas públicas se produjo en las obras de reurbanización e infraestructuras de la calle Pere IV, entre Roc Boronat y Bilbao.

Se trata, la de Pere IV, de una obra de 4,4 millones de euros adjudicada a la unión temporal de empresas (UTE) formada por Acciona Infraestructuras y Copcisa. El sobrecoste del último año en estas obras fue de prácticamente 884.000 euros, lo que representa el 19,79% del coste total de la obra.

Este sobrecoste es el más importante en números absolutos, aunque no así en porcentaje sobre el gasto que representa la obra. La compañía Arcadi Pla SA, por ejemplo, presentó facturas por sobrecostes por un monto total de 293.339,78 euros por las “obras de instalaciones y certificación energética para diferentes espacios y recintos del Castillo de Montjuïc”.

El coste de la adjudicación original era de sólo 911.505,99 euros, por lo que el sobrecoste fue, en esta ocasión, del 32,11% respecto al contrato público. Ésta fue la obra que más desvío presupuestario registró durante el pasado ejercicio.

La obra obra que disparó sus sobrecostes fue la construcción del carril bici bidireccional entre las calles Travessera de Gràcia, Marina y Cartagena, en el distrito del Eixample. Adjdicada a la constructora Xavier Alsina SA por 519.325,70 euros, acabó costando  las arcas públicas 125.123,35 euros más, lo que implica un sobrecoste de más del 24% del precio inicial de la adjudicación.

DESVÍOS EN TORNO AL 20%

Con sobrecostes rozando el 20% hay varias obras diseminadas por la ciudad. La compañía Aquambiente Servicios para el Sector del Agua SAU, que se hizo con el contrato para el proyecto de alcantarillado en las calles Providència y Biada, en el barrio de Gràcia, presentó facturas por 155.515 euros sobre un presupuesto total de 777.966 euros, lo que representa el 19,98% de sobrecoste.

Otra obra que adolece de desvíos similares es la de la reurbanización de la plaza del Mig de Can Clos, en el barrio de la Marina del Port. Adjudicada a Copisa por 1.024.042 euros, el sobrecoste fue de 204.017 euros, un 19,92%.

Visita al Castillo de Montjuïc / ROBERT RAMOS
Visita al Castillo de Montjuïc / ROBERT RAMOS

También Ferrovial-Agroman tuvo problemas con sus encargos. Esta constructora se hizo con el contrato de reurbanización de varias calles en el distrito de Sants-Montjuïc por un monto total de 1.355.244 euros. El último año, presentó sobrecostes por 268.822,26 euros, el 19,83% del valor del contrato inicial.

Con un desvío del 19,03% está la obra de adecuación del edificio Lleialtat Santsenca para convertirlo en equipamiento para uso del barrio y de entidades sociales, en el distrito de Sants-Montjuïc. La adjudicataria de esta obra fue Constructora Calaf SAU, que se hizo con el contrato por valor de 2.051.100,78 euros y presentó luego un desvío presupuestario de 390.324,50 euros. También la UTE formada por Dragados y Electromecánica Soler se hizo con el contrato del nuevo centro de las instalaciones técnicas y redes generales del Castillo de Montjuïc por un monto de 2.602.829 euros y acabó presentando facturas por otros 485.655 euros, lo que representa un sobrecoste del 18,65%.

LOS QUE MÁS AFINAN

Llama la atención, sin embargo, una obra de singular importancia, como el nuevo centro de limpieza del parque Joan Miró, cerca de la plaza Espanya, que fue adjudicada a la UTE formada por las compañías Vías y Construcciones SA y José Antonio Romero Polo SA. Con un presupuesto de 5.743.534 euros, el desvío fue de sólo 19.096 euros, un 0,33% del precio inicial de la adjudicación.

También es de destacar la obras del nuevo centro de normalización lingüística en las antiguas oficinas de Fabra i Coats, en el distrito de Sant Andreu: con un presupuesto d e 582.338 euros, los sobrecostes fueron de 2.985 euros, un 0,51% más. Esta obra fue realizada por Urcotex Inmobiliaria.

Obras en la escuela Ignasi Iglesias de Sant Andreu, afectada por los recortes de Colau
Obras en la escuela Ignasi Iglesias de Sant Andreu, afectada por los recortes / Archivo

Otro contrato de envergadura fue el del proyecto ejecutivo de la remodelación de la Ronda del Mig, en el tramo de Lesseps a Escorial. El contrato inicial fue de 5.495.434 euros y el sobrecoste, de 577.020,55 euros, lo que representa un 10,49% más.

Una norma no escrita cifraba en el 10% el sobrecoste admitido en las obras públicas, excepto en casos muy específicos y siempre con justificaciones por circunstancias sobrevenidas durante el desarrollo de la obra. A principios del 2018, el Gobierno del PP modificó la ley para adaptarla a las normas europeas y fijó que, a partir del mes de marzo, los sobrecostes podrían ir desde el 10 al 50% del precio inicial del contrato, aunque han de estar debidamente justificados.

Los sobrecostes citados anteriormente relativos al Ayuntamiento de Barcelona son del ejercicio de 2017 y anteriores, por tanto, a la modificación de la norma.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.