ARCHIVADO EN:

En un tuit en su cuenta personal, Ada Colau ha ofrecido este domingo la ciudad como 'puerto seguro' para acoger personas migrantes que, según la ONG Proactiva Open Arms, están a la deriva.

La alcaldesa de Barcelona ha asegurado que “ahora mismo hay más de 1.000 personas a la deriva en 7 barcas, e Italia pretende dejarlas en manos de Libia, donde se tortura, viola y esclaviza a las personas”.

“Gobierno de @sanchezcastejon @carmencalvo_, ¡ayuden a @openarms_fund a salvar vidas! Barcelona se ofrece como puerto seguro”, añade Colau, que prosigue así su campaña en pro de los refugiados.

Por su parte, la ONG Proactiva Open Arms ha informado de que los guardacostas italianos han rechazado su ayuda para sacar a un millar de personas "a la deriva y sin chalecos", de aguas del Mediterráneo, según ha hecho saber su fundador, Óscar Camps.

"A las 12.40 comunicamos con el MRCC (Centro de Coordinación de Rescate Marítimo) de Roma, atendiendo a sus siete llamadas generales para rescatar en aguas internacionales a 1.000 personas a la deriva y sin chalecos. Su respuesta: 'No necesitamos vuestra ayuda'", ha lamentado.

"El MRCC de Roma pasa todos los casos en aguas internacionales a los guardacostas libios. Vamos a presenciar la mayor devolución masiva en caliente de la historia del Mediterráneo; será por la fuerza y contra su voluntad", ha añadido.

Camps, también a través de su cuenta de Twitter, ha denunciado que las autoridades italianas y maltesas están dificultado la labor de varias ONG, como la suya propia o 'Pilotos voluntarios', cuya avioneta privada que sobrevolaba el mar localizando barcas extraviadas está "bloqueada" en el puerto de Lampedusa porque "se niegan a suminístrales combustible".