La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, encabezarán este domingo la tradicional comitiva de la fiesta mayor de la ciudad, la Mercè, recorriendo calles de Ciutat Vella hasta el Ayuntamiento. Sin embargo, ni Colau ni sus regidores asistirán, de forma oficial, a la misa católica que celebrará el arzobispo de Barcelona, Joan Josep Omella, el domingo en la Basílica de la Mercè.

De hecho, Colau prevé primero asistir a la asamblea de cargos electos convocada por Podemos, en Zaragoza, y volver inmediatamente a Barcelona para encabezar la comitiva de la fiesta mayor, que está previsto que empiece a las 12.00 horas, justo después de la misa. A la ceremonia del año pasado solo asistió la regidora Mercedes Vidal a título personal.

LOS SOCIALISTAS SÍ IRÁN A MISA

Por parte de sus socios de Gobierno, del grupo municipal socialista asistirán prácticamente en pleno. Solo se ha excusado Daniel Mòdol. En referencia a los grupos municipales de la oposición, la CUP – Capgirem Barcelona ya se ha desmarcado de dicha asistencia, del PP irán sus tres regidores y de C's irán Carina Mejías, Marilén Barceló y Paco Sierra. ERC, en cambio, todavía está estudiando en qué actos participará dado el "momento actual" en Catalunya, han detallado fuentes de los partidos a Europa Press.

En dicha línea, cabe destacar que ANC y Òmnium Cultural han llamado a los ciudadanos a concentrarse a las 11.00 horas ante todos los ayuntamientos catalanes para defender las instituciones, pero en Barcelona lo harán en la plaza Universitat ante las dificultades de hacerlo en la plaza Sant Jaume al coincidir con actos de la Mercè.

En referencia a la comitiva de fiesta mayor, Puigdemont, que irá acompañado por el conseller y exconcejal Joaquim Forn, acudirá primero a la misa en la Basílica de la Mercè y luego se encontrará con la alcaldesa en su exterior para partir hacia el consistorio junto a otros concejales y ciudadanos.