ARCHIVADO EN:

El año 2018 ha sido duro para el Ayuntamiento de Ada Colau. La caída de ingresos ha obligado a rebajar las espectativas de gasto y el consistorio ha tenido que aplicar recortes, que la oposición ha criticado duramente desde que se empezaron a filtrar el pasado verano.

Pero, pese a los recortes, el Ayuntamiento ha cerrado el ejercicio fiscal de 2018 con superávit. Las ganancias se han multiplicado por cinco, de los 1,5 millones de 2017 a los 7,7 millones de euros de este año que se cerró el pasado diciembre.

El Ayuntamiento ha presumido de cerrar el balance con superávit, siendo 2018 el año con mayor presupuesto que ha tenido beneficios desde 2009. El gasto total del consistorio durante todo el ejercicio pasado asciende a 2.661 millones de euros. El incremento respecto a las cuentas anteriores es de 113 millones.

ESCONDER RECORTES

Este incremento ha sido utilizado por el gerente Jordi Ayala para esconder los recortes, que ascienden a 118 milloens de euros respecto al gasto previsto al redactar los presupuestos de 2018, y presumir de cumplir con "los principales objetivos económico-financieros". El Ayuntamiento mantiene a día de hoy un endeudamiento -heredado de gobiernos anteriores- de 836 millones de euros.

El superávit, aunque se multiplica por cinco, queda lejos de las enormes ganancias del consistorio al principio del mandato de Ada Colau, cuando se cerró el balance con unos benericios de 100 millones de euros, aproximadamente, lo cual provocó las críticas de la oposición.

INGRESOS Y GASTOS

La principal fuente de ingresos del Ayuntamiento son los impuestos directos, que en 2018 le han reportado 1.053 millones de euros, y transferencias corrientes, 1.104 millones; segudios de los 335 en tasas y precios públicos; los 76,9 millones en impuestos indirectos, y 34 en ingresos patrimoniales.

El gasto de personal fue de 395 millones, mientras que a bienes corrientes y servicios se destinaron 574 millones; a gastos financieros, 11,9; a transferencias corrientes, 1.194; a inversiones del Ayuntamiento, 412,8, y 72,5 a inversiones del Institut Municipal d'Habitatge i Rehabilitació de Barcelona y a Barcelona de Serveis Municipals (BSM).