La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha entregado este miércoles las Medallas de Honor de Barcelona a 25 personas y entidades propuestas por el pleno y por los consejos de distrito por su labor profesional, cívica y social a favor de una comunidad solidaria, sensible y plural.

Entre las entidades premiadas está la Associació Catalana pels Drets Civils (ACDC), entidad creada en noviembre de 2017 por las familias de los dirigentes soberanistas en la cárcel y en el extranjero, un galardón que ha sido ampliamente aplaudido por el público, que se ha puesto en pie.

Entre los asistentes se encontraba la mujer del exconseller de Interior y exconcejal del Ayuntamiento Joaquim Forn, Laura Masvidal, a la que la alcaldesa ha dado la bienvenida al acto: "A pesar de vivir en una situación de excepcionalidad, no podemos dejar de celebrar la aportación de los premiados a la ciudad".

En el acto, que se ha celebrado en el Saló de Cent, Colau ha dicho que, por segundo año, las mujeres destacan entre las personas galardonadas en un "merecido reconocimiento" por su importante trayectoria en ámbitos tan diversos como la investigación, el periodismo y la interpretación.

En este sentido, se ha premiado a 13 entidades, siete mujeres y cinco hombres, y la primera edil ha asegurado que la ciudad debe trabajar para dejar atrás la invisibilización de las mujeres e impulsar su reconocimiento público por su trabajo y lucha por los derechos sociales.

"En esta sala se encuentran los valores que mejor nos definen, que tenemos en común, a pesar de ser muy diversos. Pero los valores nos identifican como sociedad y proyecto compartido de ciudad, que genera comunidad y nos permite afrontar las situaciones más complicadas", ha expresado la alcaldesa.

Colau ha lamentado el fallecimiento de la premiada Maria Casas i Mira en octubre, y ha recordado su trabajo de difusión y recuperación de la memoria histórica del Raval y de su participación en las redes vecinales, para la mejora del barrio y de la ciudad.