La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha asistido en la mañana de este significativo martes, 11 de Septiembre, Diada de Catalunya, a la tradicional ofrenda floral ante el monumento a Rafael Casanova (entre las calles Girona, Alí Bei y Ronda Sant Pere).

Colau, haciendo gala de un significativo lazo amarillo en su pecho, ha recordado a los políticos encarcelados y ha insistido que no deberían estar en prisión: "Hoy hay que hablar de las ausencias". Y ha añadido: "La suya es una situación injusta".

"Tengo muchas discrepancias políticas con los independentistas, pero defiendo los derechos y las libertades de nuestros adversarios", ha dicho la alcaldesa, líder de los Comuns, en declaraciones a los medios tras la ofrenda. "En clave estrictamente democrática y por el bien de Catalunya", ha dicho Colau, "he decidido que mi obligación es solamente comentar esta cuestión".

Dicho esto, Colau no ha aceptado preguntas sobre la actualidad política. Y se ha ido.

COMUNICADO INSTITUCIONAL

Desde primera hora de la mañana, y antes de que hablase Ada Colau, el Ayuntamiento de Barcelona ha hecho público un 'Comunicado Institucional' en el que deja clara su postura en un día tan señalado para la ciudad.

El comunicado, que se titula '11S, un día para reclamar más derechos y más democracia', sitúa el posicionamiento del Gobierno municipal de Colau y sus socios de En Comú ante la situación actual de los presos. Entre otras cosas se lee que "la violencia injustificable de la Policía Nacional el día 1 de octubre, una Declaración Unilateral de Independencia que no contaba con el apoyo de una mayoría social, y que nos debilitó como país, y la aplicación sin precedentes del artículo 155".

Más adelante habla de "la judicialización de las discrepancias políticas no ayuda a construir puentes ni a encontrar salidas de consenso. La situación política en Catalunya no estará normalizada mientras haya personas en prisión por motivos políticos y la libertad de expresión no se garantice. Por ello, una vez más, exigimos la liberación inmediata de los presos políticos y la derogación de la Ley Mordaza".

DURAS CRÍTICAS A LA GENERALITIAT

Prosigue el comunicado con una durísima crítica a la Generalitat:

"Asimismo, exigimos al gobierno de la Generalitat que deje de desatender las necesidades urgentes de la gente y que haga política en los ámbitos de su competencia, como son la vivienda, la seguridad o las guarderías, entre otros. La ciudadanía está esperando. Necesitamos una Generalitat que gobierne y que cumpla con sus responsabilidades, y que no siga subordinando todo a discursos independentistas".

"Como espacio municipalista, queremos subrayar que hay que defender con el mismo compromiso todas las soberanías, como son la económica, la energética, la del agua o del propio cuerpo, y no sólo la nacional. Queremos que el poder se distribuya para poder participar en todo lo que afecta a nuestras vidas".

Por último, y también en clave municipalista, el comunicado concluye:

"Reivindicamos que la democracia plena no consiste sólo en votar. La democracia es, sobre todo, dialogar, escucharnos, aprender unos de otros y transformarnos como personas y como sociedad a través de la participación. Esto es lo que nos toca hacer ahora a los catalanes y catalanas. No será sencillo y costará trabajo, pero nos lo merecemos como ciudad y como país".