La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y el candidato del PDeCAT para las próximas elecciones municipales, Joaquim Forn, son los dos cabezas de lista que reciben más respuestas en sentido negativo, descontando a la nueva candidata dela CUP, Anna Saliente, quien ha logrado que todas las respuestas tengan un sentimiento negativo.

El análisis, extraído de la interacción de los ciudadanos durante la última semana en las redes sociales con los cabezas de lista actuales a las próximas elecciones municipales, pone de manifiesto que Forn recibe un 95 por ciento de respuestas negativas, mientras que el porcentaje de Ada Colau es del 93,8 por ciento.

En tercer lugar se sitúa Manuel Valls, cuyo porcentaje asciende hasta el 87 por ciento, seguido por Josep Bou (PP), con un 85,9 por ciento. Ya a mucha distancia se colocan Ernest Maragall (ERC), con el 21,8 por ciento, Jaume Collboni, con el 8,3, y finalmente Jordi Graupera y Ferran Mascarell, ambos con la totalidad de las respuestas positivas.

EFECTO DESPLANTE

Respecto a la interactividad de los usuarios de las redes sociales con los líderes de cada partido, la alcaldesa se sitúa en primer lugar, con casi 16 mil interacciones, aunque la mayoría de ellas se concentraron durante el día 25. Ese fue el día en el que se abrieron las puertas del Mobile World Congress y la actitud de la alcaldesa de Barcelona respecto al Rey provocó que miles de usuarios de las redes sociales ofrecieran su opinión al respecto, una opinión mayoritariamente negativa.

El segundo candidato con mayor número de menciones es Josep Bou, que ha ascendido a la segunda plaza con casi 6.000, superando a Joaquim Forn, como unas 4.300 menciones, seguido de Manuel Valls, que en este periodo de tiempo ha recibido algo más de 4.200 menciones. Lejos de ellos se sitúan Ernest Maragall, con unas 2.000, y Collboni, con apenas 130.

Por lo que se refiere a interacciones, Ada Colau se lleva la primera plaza de largo. La alcaldesa suma 240.800, mientras que el segundo candidato a la alcaldía en este apartado es Manuel Valls, que supera las 100.000. A mucha distancia se encuentran el resto de los candidatos. Forn alcanza las 34.000, Bou las 22.000, Ernest Maragall las 13.600 y Collboni, las 3.700. Más atrás se sitúan Graupera (2.000), Saliente (1.500) y Mascarell (1.200).

CASTELLANO, CATALÁN...Y FRANCÉS

Respecto al idioma en el que los usuarios se dirigen a los candidatos, la gran mayoría lo hacen en castellano, aunque hay algunas excepciones. A Jordi Graupera se le dirigen en catalán en un 86,2 por ciento de las ocasiones, porcentaje que baja al 82,5 por ciento en el caso de Forn. Tras él, se sitúa el candidato del PP, Josep Bou, con un 67,2 por ciento. El resto reciben la mayor parte de sus comunicados en castellano, empezando por Ada Colau, con el 91,5 por ciento, Maragall, con un 80,3 por ciento, y Saliente, con el 76,5 por ciento y Mascarell, 61,5 por ciento.

Los casos de Manuel Valls y Jaume Collboni son excepcionales, ya que las comunicaciones que reciben son en tres idiomas. En el caso del ex primer ministro francés, la mayor parte de las interacciones las recibe en francés (51,2 %), seguido del castellano (35,4 %) y el catalán (11,3 %). En cuanto al líder municipal del PSC, el castellano es el idioma más usado (48,6 %), seguido del catalán (27,6 %) y del inglés (23,2 % )

LAS MUJERES, CON COLLBONI

Respecto al sexo de los usuarios que se dirigen a los alcaldables, en todos los casos son mayoría los hombres... excepto en el caso de Jaume Collboni, en el que el porcentaje de mujeres (54,8 %) supera al de hombres (45,2 %).

Entre los demás candidatos, el porcentaje masculino supera al femenino, en algunos casos con una gran diferencia. Así sucede con Ferran Mascarell, 85,7 % de hombres y 14,3 % de mujeres, Jordi Graupera (75,6 % y 24,4 % respectivamente), Ernes Maragall (72,2 % y 27,8 %), Manuel Valls (68 % y 32 %), Ada Colau (67 % y 33 %), Anna Saliente (66,7 % y 33,3 %), Josep Bou (58,3 % y 41,7 %) y Joaquim Forn (53,8 % y 46,2 %).