Mario Tascón, en una imagen de archivo / EFE
Mario Tascón, en una imagen de archivo / EFE

Colau ficha a un gurú de Carmena por casi 10.000 euros mensuales

Mario Tascón, un pata negra del periodismo, asesorará a la alcaldesa para perfeccionar el "lenguaje inclusivo"

Periodista
Actualizado: 15/11/2021 00:16 h.

El Prodigioso Volcán podría ser el de Cumbre Vieja. Pero no. Prodigioso Volcán es el nombre de la empresa madrileña de Mario Tascón, un periodista pata negra que en el futuro ayudará a la alcaldesa de Barcelona a comunicar “de forma clara” a los ciudadanos lo que quiere decir. Es una estrategia copiada de su amiga Manuela Carmena, que ya en 2018 contrató a Tascón para lo mismo en Madrid. Prodigioso Volcán, junto a Fundéu (de la que Tascón forma parte) colaboraron con el Ayuntamiento madrileño para diseñar las nuevas multas de tráfico en un proyecto que se llamaba "comunicación clara" y que pretendía una “tendencia comunicativa basada en la sencillez para que la ciudadanía comprenda todas las comunicaciones que tiene”.

Colau ha copiado a su amiga exalcaldesa y ha importado a Barcelona el concepto de "comunicación clara" para adjudicar directamente, en un extraño concurso al que sólo se presentó Prodigioso Volcán, este servicio. Un informe justificativo que elaboró el pasado mes de julio la gerencia municipal detalla que se trata de “un servicio de consultoría de carácter intelectual para localizar áreas de mejora en la comunicación de los servicios municipales cuando se dirijan directamente a la ciudadanía, para hacerlos más claros, más entendibles y más accesibles”.

UNA NUEVA “MIRADA GLOBAL”

No le falta literatura a los responsables municipales para justificar la contratación del gurú de Carmena: “En un momento en que la organización municipal impulsa la mejora permanente en la claridad y la accesibilidad de los diferentes servicios, es preciso poner una nueva mirada global en cómo los servicios municipales se relacionan e interaccionan con la ciudadanía a través de los diferentes canales”, dice el informe aludido.

Para ahondar en las excusas, asegura que es necesario “realizar un esfuerzo para repensar algunos servicios, desburocratizándolos ganando claridad en la prestación y en la comunicación adaptándolos a las diferentes realidades sociales y culturales de nuestra ciudad, así como a los diferentes colectivos de personas a las que se dirigen los diferentes departamentos”. Y, para rizar el rizo, señala que “el Ayuntamiento quiere desarrollar un proyecto donde la implicación y la participación de los equipos humanos se convierta en el eje prioritario, enriqueciendo la capacidad de cocreación y de innovación y fortaleciendo y mejorando el servicio de atención a la ciudadanía”.

PERFECCIONAR EL LENGUAJE INCLUSIVO

El abanico de justificaciones incluye que el proyecto que quiere impulsar el consistorio barcelonés no se hará pensando exclusivamente “en los instrumentos y canales de información y comunicación, sino, sobre todo, en aquellos canales vinculados a la propia prestación de servicios donde es determinante que la ciudadanía entienda con nitidez los términos y las condiciones”.

Las alcaldesas de Madrid, Manuela Carmena, y Barcelona, Ada Colau. Tal para cual. / EFE
Manuela Carmena y Ada Colau, en una imagen de archivo / EFE

A todo ello, el Ayuntamiento​ asegura que este proyecto “es de gran relevancia para la gerencia municipal, previendo su impacto sobre la organización y sobre la manera se proceder de los servicios al atender y tratar a la ciudadanía, perfeccionando el lenguaje inclusivo y accesible, comprensible, entendedor y claro, con perspectiva de género”.

CASI 10.000 EUROS AL MES

Esa intención nos costará un pico a los barceloneses: en concreto, 48.828 euros por cinco meses de trabajo o, lo que es lo mismo, a casi 10.000 euros por mes para poder decirle con una sonrisa al ciudadano que le han multado. Eso sí, con un lenguaje inclusivo. Así, en las bases del contrato se especifica que la empresa madrileña asesorará al consistorio barcelonés para “incorporar elementos de comunicación clara en el diseño y la comunicación de los servicios municipales”.

En esa tarea, Tascón ha de aportar herramientas y metodologías para hacer los mensajes del Ayuntamiento de Barcelona más eficaces. “Requerimos el servicio de un experto que localice escenarios para corregir y mejorar en la actividad de convertir trámites y gestiones complejas (como son la mayoría de los servicios municipales) en acciones sencillas y accesibles. Un enfoque que puede recibir nombres diversos, pero que a menudo recibe el calificativo de comunicación clara”. Tascón fue el primer director e impulsor de elmundo.es, subdirector del diario El Mundo y director general del área digital del grupo Prisa entre 2000 y 2008. Además, es miembro del consejo editorial de la revista Periodistas, de la FAPE, y editor de Diximedia, compañía responsable de lainformacion.com. Está vinculado, asimismo, a la Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano, creada por Gabriel García Márquez, y es miembro del consejo asesor de Fundéu, una entidad sin ánimo de lucro de la RAE que trata de impulsar el buen uso del español en los medios de comunicación.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.