Dos horas después de que se conocieran las peticiones de cárcel de la Fiscalía contra los políticos independentistas presos, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha comparecido ante los medios para leer una declaración institucional en la que ha criticado duramente las condenas exigidas.

Anteriormente ya habían mostrado una opinión similar dos regidoras del equipo de Colau, Gala Pin y Janet Sanz. La alcaldesa ha interpelado a Pedro Sánchez para que asuma su “responsabilidad de rectificar este camino” emprendido por Rajoy y le ha exigido que así lo haga. Para la líder de Barcelona en Comú, tanto la Fiscalía como la Abogacía del Estado han actuado más por “venganza que por justicia”.

CALLEJÓN SIN SALIDA

La alcaldesa ha insistido en que la vía elegida por la Fiscalía “no lleva a ningún lado, al revés” y como ha hecho en anteriores ocasiones, ha reclamado la libertad inmediata de los presos. También ha instado al ministerio fiscal a “reconsiderar su acusación” para resolver el problema por la vía política.

Las acusaciones que pesan sobre los políticos presos son para Colau “infundadas y desproporcionadas” y suponen, según ha aseverado, un “retroceso del estado derecho que responde más venganza que a justicia”. En un tono serio, la alcaldesa de Barcelona ha añadido que “la Fiscalía cierra todas las puertas” y la “solución -al conflicto catalán- parece más lejos que nunca”.