El barómetro semestral del Ayuntamiento de Barcelona reconoce lo que ya adelantó en su día Metrópoli Abierta en su propio barómetro: que la inseguridad es, a día de hoy, la principal preocupación de los barceloneses.

No es la única noticia mala para Colau y su gobierno: casi el 60% de los barceloneses (59,9%) considera que la ciudad ha empeorado en el último año.

La falta de seguridad en la ciudad, fuera en las calles o en los hogares, ocupaba sólo la sexta posición en el anterior barómetro municipal, presentado en julio del 2018. En el actual, casi dobla al segundo problema más relevante: el acceso a la vivienda.

Este jueves, en la sede del consistorio, el primer teniente de alcalde y portavoz del Gobierno municipal, Gerardo Pisarello, ha aseverado que "la inseguridad vuelve a ser la principal preocupación de los barceloneses, diez años después".

UN PROBLEMA REAL

Según el controvertido edil -que dejará el Ayuntamiento para presentarse como candidato a las elecciones europeas- este dato se desprende de la encuesta encargada por el Ayuntamiento de Barcelona correspondiente al mes de diciembre del 2018, y que ha presentado el propio Pisarello.

“Es un problema real, y la percepción de la ciudadanía es innegable. Pero la administración está actuando y seguirá haciéndolo para superarlo”, ha declarado Pisarello, convencido de que las medidas del gobierno que lidera Ada Colau son las correctas. En este sentido, el primer teniente de alcalde ha hecho referencia a la incorporación, desde el pasado mes de julio, de más de un centenar de agentes de la Guàrdia Urbana. 

Hay que decir que, aunque se trata del último barómetro antes de las elecciones municipales de mayo, esta encuesta a los barceloneses de a pie no recoge la valoración de los líderes municipales, ni tampoco su intención de voto.

LAS 5 PRINCIPALES

El Top-5 del ránking de principales preocupaciones para los barceloneses, según el barómetro presentado hoy por Pisarello, está así:

1) Inseguridad (21%)
2) Acceso a la vivienda (12,1%)
3) Encaje de Catalunya en España (7,3%)
4) Circulación y tránsito (6,3%)
5) Gestión política municipal (6,2%)

El turismo (5,2%), que había figurado en el primer lugar en el barómetro de julio de 2017, cae al séptimo puesto por detrás del paro (5,5%) que sigue la tendencia a la baja desde el 2015, cuando dominaba el listado de problemas con un 31,9% de las respuestas.

UNA CIUDAD A PEOR 

Si, como decíamos al principio, el 59,9% de los ciudadanos cree que Barcelona fue a peor en 2018, hay que añadir otro dato escalofriante: la cifra ha crecido 14 puntos respecto al último barómetro (fue de 45,6%).

En el otro lado de la balanza, quienes creen que la ciudad ha mejorado se reducen del 29,5 a sólo un 25,5%. Es decir, apenas una cuarta parte de los barceloneses. Quienes la ven igual también caen, en su caso del 20 al 12% en seis meses.

Gerardo Pisarello ha hecho público el barómetro de diciembre / Archivo
Gerardo Pisarello ha hecho público el barómetro de diciembre / Archivo

Otro palo para Colau y los suyos: se ha doblado la cifra de barceloneses (del 30,9 al 59,9%) que creen que la ciudad ha empeorado desde que empezó el mandato de los Comuns.

GESTIÓN MUNICIPAL: EN CAÍDA LIBRE

El barómetro hecho público por Pisarello también pedía a los barceloneses una valoración sobre la gestión municipal a cargo del gobierno de Colau. En este sentido, la puntuación es también crítica con el equipo de la alcaldesa. Así, no llega a la mitad el número de la gente que cree que es buena o muy buena. De hecho, se trata sólo del 43,4%... con la salvedad de que esta cifra supone una caída de casi 12 puntos respecto al barómetro presentado el pasado julio.

En contrapartida, los que valoran que la gestión municipal es mala o muy mala crecen del 29,1 al 42%, el índice más alto de los dos últimos mandatos. Por último, los barceloneses que puntúan como 'normal' dicha gestión apenas pierden un punto: pasan del 13,9 al 12,8%.