Ada Colau ha abierto la puerta a aprobar los presupuestos del Ayuntamiento de Barcelona con el apoyo de algunos grupos de la oposición, principalmente PDeCAT y ERC, y a abandonar la moción de confianza, a lo que la alcaldesa parecía abocada hace unos días.

Colau ha confirmado este domingo, durante la celebración de la festividad de Els Tres Tombs en Sant Andreu, que las conversaciones van en la buena línea y que hay posibilidad de aprobar las cuentas. La primera edil de la ciudad ha asegurado que ha interpelado a todos los grupos políticos a que haya "un diálogo y acuerdo sincero". La abstención de los partidos independentistas y del PSC ya permitieron al gobierno salvar los primeros escollos de los presupuestos.

Los presupuestos tenían que pasar por la Comisión de Economía y Hacienda municipal el martes 16 de enero, pero el gobierno ha pedido a la presidenta de la comisión, Carina Mejías, que retire el punto del orden del día para "disponer de unos días más para negociar".

COMISIÓN EXTRAORDINARIA

Según la concejala de Ciudadanos, los presupuestos se aprobarán en una comisión extraordinaria más adelante, que podría celebrarse el viernes 19 enero. La intención del gobierno es alcanzar los acuerdos para que se puedan votar en el pleno municipal de este enero, previsto para el día 26.

Tanto Ciudadanos como PSC creen que la alcaldesa podría alcanzar un acuerdo con los partidos independentistas para aprobar los presupuestos a cambio de un apoyo en el Parlament. "Los comunes y los independentistas hacen un cambio de cromos entre los presupuestos municipales y la composición de la Mesa del Parlament", sostiene Mejías, que no apoyará las cuentas de Colau.

En terminos parecidos se ha expresado el presidente del PSC en el municipio, Jaume Collboni. "Colau puede estar negociando los presupuestos con los grupos independentistas y que lo haga a cambio de su apoyo en el Parlament de Catalunya", lo que cree que sería una pésima noticia para la ciudad. Según el concejal socialista, las negociaciones se tienen que entomar en clave de ciudad. Collboni ha asegurado que su grupo no apoyará las cuentas de los comuns porque ha "subido los precios del transporte público".

Desde el PP, Alberto Fernández Díaz, es de la opinión que "hay un pacto tácito" entre los partidos independentistas y Colau para aprobar los presupuestos municipales de 2018. "Colau ha puesto Barcelona al servicio de la secesión", ha afirmado Fernández.

Colau ha negado que haya habido conversaciones con grupos independentistas en las que se haya mezclado alguna cuestión "que tenga que ver con la constitución del Parlament". Pero no se ha querido pronunciar sobre el posicionamiento de los comuns para la constitución de la Mesa del Parlament del próximo miércoles 17 de enero: "No me pertoca como alcaldesa".

Esta semana, el gobierno municipal tiene previsto reunirse con PDeCAT y ERC para intentar alcanzar un acuerdo sobre las cuentas. Tanto Xavier Trias como Alfred Bosch han asegurado que ambas negociaciones se llevan por separado. "Aquí no hay cromos, no se intercambia nada por nada", según Bosch. Trias ha dicho que "hay ganas de hablar y vemos la posibilidad de llegar a un acuerdo". 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.