El presidente del PP en Barcelona, Josep Bou, ha pedido a Ada Colau al retirada de la "Guía de comunicación inclusiva" establecida por los comunes y publicada en la web del Ayuntamiento. El manual indica que determinadas expresiones, como "abuelos", "los alumnos" y "persona inmigrante" son de carácter excluyente, haciendo otras propuestas como "personas mayores", "alumnado" y "persona migrante" en su lugar.

LA NUEVA 'RAE'

Bou ha afirmado que Colau "quiere convertirse en la nueva RAE y pretende adaptar el lenguaje a su ideología de extrema izquierda", e invita a la alcaldesa a "preocuparse en mejorar la inseguridad y la convivencia" en Barcelona.

A su vez, el presidente popular barcelonés ha explicado que “hay expresiones que ya no se utilizan por sentido común", pero ha criticado que "decir que la expresión ‘lenguaje de signos’ no es respetuosa y que se debe utilizar ‘lengua de signos’ es bastante esperpéntico”.

ADAPTACIÓN DE LAS EMPRESAS

En su habitual preocupación por el mundo empresarial, Bou ha indicado que "Colau pretende seguir favoreciendo a las empresas amigas", ya que quiere obligar a estas a adaptar "el vocabulario a la terminología propia de la izquierda”.

Tal y como denunció Metrópoli este martes, el manual creado por los comunes incluye expresiones normalizadas sin ánimo peyorativo ni insultante, como "hoy estoy muy depre", algo que para BeC es irrespetuoso y estigmatizante. En su lugar, la guía propone decir "hoy tengo el día triste". A esto hay que sumar alguna incongruencia, como hablar de la necesidad de desdoblar los términos y, acto seguido, indicar que este desdoblamiento "también es excluyente".