ARCHIVADO EN:

El Ayuntamiento de Barcelona recaudará a finales de año unos 50 millones menos de los previstos por el impuesto de plusvalías. Según los datos que maneja el concejal del PP, Javier Mulleras, el gobierno de Ada Colau pensaba recaudar unos 230 millones en plusvalías cuando en realidad se embolsará alrededor de 180 millones.

En una entrevista con Metrópoli Abierta, que se publicará los próximos días, Mulleras ha recordado que en 2017 el Ayuntamiento ingresó en plusvalías 197 millones. "Lo lógico hubiera sido presupuestar lo mismo. Al presupuestar 230 millones, la alcaldesa ha comprometido las inversiones y gastos del consistorio, y confirma que Colau tendrá que aplicar recortes". Para Mulleras, la gestión económica de los comuns ha sido "mala e imprudente".

EL PSC, CORRESPONSABLE

Hace unas tres semanas, el concejal socialista Jaume Collboni anunció que el Ayuntamiento tendrá que aplicar tijeretazos por valor de 107,5 millones en inversiones, algo que desde el gobierno municipal no se reconoce y se ha limitado a hablar de reajustes que pueden afectar al 1% de 2.600 millones de inversiones. Para Mulleras, el PSC es igual de responsable que Colau porque "mientras estaba en el gobierno aprobó los presupuestos en comisión el pasado noviembre".

El concejal popular, economista de profesión, subray que Colau ha puesto en entredicho la solvencia del Ayuntamiento y la ha acusado de ser un "lastre y de frenar la actividad económica, la inversión exterior y la proyección internacional de Barcelona". Mulleras opina que la alcaldesa ha sido líder en crear problemas y "nunca ha formado parte de las soluciones".

INTERVENCIÓN DE LAS CUENTAS

El pasado día 20, la oposición aprobó en un pleno extraordinario intervenir las cuentas de Colau. Los regidores impulsaron la creación de una comisión no permanente para el seguimiento de las inversiones previstas. A poco más de 10 meses para las elecciones, la decisión se puede convertir en un martirio para los comuns. 

Asimismo, los grupos de la oposición reprobaron la gestión del gobierno en materia de inversiones -la segunda en pocos meses tras la de abril por la crisis de los narcopisos del Raval- y aprobaron un texto en el que se lamenta la falta de previsión y transparencia del gobierno municipal y se le acusa de hacer una mala gestión de los recursos públicos que comportarán millones en recortes.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.