ARCHIVADO EN:

El gobierno de Ada Colau acumula en lo que va de mandato, es decir los últimos cuatro años, 74,6 millones de euros sin cobrar de multas por incivismo. Solo en 2018, el Ayuntamiento ha dejado de embolsarse 18.505.000 millones de euros por el mismo concepto, según los datos hechos públicos este sábado por el PP, que cita como fuente la liquidación de los presupuestos del consistorio.

El concejal popular Alberto Fernández dice que con Colau en el Ayuntamiento "ser gamberro e incívico sale gratis" y asegura que la alcaldesa ha renunciado a perseguir el incivismo y ha convertido Barcelona "en una ciudad de barra libre de infracciones de leyes y ordenanzas”. En 2017, el importe de sanciones por incivismo que se dejó de cobrar se situó en 12.456.508 millones de euros; en 2016, en 20.437.878, y en 2015, en 23.241.173. 

MULTAS DE TRÁFICO

La información facilitada por el Partido Popular arroja también el montante total de las multas, incluidas las de tráfico, impuestas por el gobierno de Colau este mandato y que es de 92.122.067. En 2018 se pusieron sanciones por valor de 23.002.000 millones; en 2017, por 18.192.252; en 2016 por 24.184.086, y en 2015 por 26.743.729. Según Fernández, las denuncias de tráfico se cobran en un 70% de los casos.

Colau tenía como uno de los objetivos del mandato revisar la Ordenanza de civismo para rebajar el importe de las multas y no perseguir la pobreza. Uno de los aspectos más polémicos de la norma, en los 13 años que lleva vigente, ha sido las sanciones a las personas sintecho, también por dormir en la vía pública. Sin embargo, la reforma planteada por los comuns se ha quedado en vía muerta por la fala de acuerdos con la oposición.