ARCHIVADO EN:

El Ayuntamiento de Barcelona ha decidido retirar la subvención que ha venido haciendo en los últimos años al circuito de Montmeló. Las noticias sobre un posible fraude en las cuentas del trazado deportivo de medio millón de euros ha sido la gota que ha colmado el vaso, aunque el consistorio barcelonés ya ha ido retirando paulatinamente, desde 2016, la aportación económica al circuito.

Ha sido el primer teniente de alcalde de la ciudad, Gerardo Pisarello, el que ha anunciado la decisión del consistorio. “En 2015 anunciamos que hacía falta priorizar la inversión pública en Barcelona y que retirábamos progresivamente las ayudas al Circuit de Montmeló. Ante el posible fraude, detenemos la aportación de 2019. Ni un euro público más hasta que se esclarezcan los hechos”, ha publicado el edil en su perfil de Twitter.

FRAUDE DETECTADO

Según una información publicada por el diario El Mundo, una auditoría que se ha llevado a cabo sobre la gestión del circuito ha detectado un presunto fraude en el reparto de complementos retributivos que están considerados como irregulares ya que, además, se han hecho fuera de convenio. La cantidad presuntamente defraudada es de medio millón de euros, mientras que el circuito arrastra una deuda que alcanza los 10 millones de euros.

RELACIÓN TENSA

La relación entre el Ayuntamiento de Ada Colau y el circuito siempre ha sido muy tensa y la alcaldesa ha apostado desde los inicios de su mandato por retirar el apoyo a los grandes eventos deportivos. que se han venido celebrando en la ciudad.

De hecho, la aportación del consistorio ha ido bajando en los últimos años. Al principio d ella legislatura, el Ayuntamiento contribuyó con 4 millones de euros, cifra que se redujo a 3 en 2017, a 2,5 el año pasado y a 1,5 este año.

El Ayuntamiento apuesta porque sea el propio circuito el qiue genere sus ingresos ya que considera que el dinero que gestiona el consistorio no debe ser destinado a estos fines.