El concejal de Presidencia, Agua y Energía del Ayuntamiento de Barcelona, Eloi Badia, ha avisado de que el consistorio "aumentará la presión" si las compañías vuelven a recurrir el contrato eléctrico municipal. En una entrevista este lunes en TV3, Badia ha sostenido que al tratarse de un servicio básico deben primar una serie de principios por encima del lucro: "Y si constatamos finalmente que no lo conseguimos, tendremos que ir a un cambio legislativo de mayor envergadura". 

El Tribunal Catalán de Contratos del Sector Público (TCCSP) anuló el pasado jueves el contrato de suministro eléctrico al Ayuntamiento, recurrido por Endesa y Gas Natural, al considerar que la cláusula sobre pobreza energética no se ajusta a la legalidad. El fallo estimó que las compañías “no conocen sus obligaciones” porque no han firmado el convenio en materia de pobreza energética. 

Badia ha defendido el contrato que presentó Barcelona, ha indicado que se hubieran "equivocado de no haberlo intentado" y ha explicado que trabajarán en un nuevo redactado que les permita vincular la pobreza energética al contrato de compra eléctrica sin que sea anulado de nuevo. El concejal ha criticado que haya quien prime beneficios multimillonarios sobre las necesidades más básicas: "Con las pequeñas y medianas empresas estamos pudiendo avanzar más que con las grandes, lo que es lamentable".

CONTRATO PUENTE

En ese sentido, ha detallado que el ayuntamiento hará un contrato puente que estará vigente a partir del 26 de marzo y durante seis meses, al que podrán concurrir de nuevo todas las empresas y que utilizarán hasta presentar su nueva propuesta de contrato. El convenio puente se basará en el contrato marco de la Associació Catalana de Municipis (ACM), "que cita expresamente la ley [de pobreza energética] y que nunca ha sido recurrido".

Ha asegurado que es el último contrato que hará el municipio, ya que están desarrollando una operadora pública, y ha subrayado que el ayuntamiento debe ser "más valiente en la contratación pública".

AGUA Y SERVICIOS FUNERARIOS

Sobre una eventual remunicipalización del agua en Barcelona, ha señalado que se debe esperar a comprobar si la sentencia judicial que anuló el proyecto del ayuntamiento es firme o no, y, si lo es, "trabajar para darle respuesta". En ese sentido, ha afirmado que están haciendo "todo el trabajo para poder poner sobre la mesa la gestión pública del agua", y ha asegurado que la factura del agua podría bajar hasta un 10%.

Preguntado por la creación de una funeraria municipal, ha dicho que esperan realizar la votación final de la iniciativa en abril e iniciar el proyecto ejecutivo del nuevo tanatorio público a finales de 2018. Badia ha afirmado que el papel del ayuntamiento debe ser el de entrar en el mercado libre "marcando estándares de calidad y precio bajo" para demostrar que se puede trabajar bien a un menor precio, disminuyéndolo hasta un 30%.