El Ayuntamiento de Barcelona invierte un millón de euros en un skate park en La Marina de la Zona Franca, uno de los barrios en construcción de la ciudad. El espacio comenzará a funcionar este verano y se suma a los de la Mar Bella, Baró de Viver, Via Favència y el de Les Corts.

Este lunes comienzan las obras que ocuparán una superficie de 7.000 metros cuadrados, y tendrán una duración de cinco meses.

PISTA SIEMPRE ABIERTA 

El skate park estará en la plaza del Moviment Obrer y la propuesta de trasnformación de este espacio público para la práctica de deportes urbanos es fruto de una reivindicación de los vecinos y del tejido asociativo que ha recogido el plan de barrios de La Marina.

La pista estará siempre abierta, ya que en la zona no hay edificios residenciales, según el comunicado del Ayuntamiento.

La creación de estos espacios se enmarca en la voluntad de regular la práctica del skate que tiene una gran cantidad de jóvenes adeptos y también acumula muchas quejas de los habitantes de la ciudad por la presencia de patinadores en plazas y calles.