ARCHIVADO EN:

Sólo uno de cada cinco Europeos que viven en Barcelona está inscrito en el censo electoral para votar a las municipales. Aunque tienen derecho a la participación democrática, el interés es muy bajo; motivo por el cual el Ayuntamiento inicia una campaña para aumentar el porcentaje, con el objetivo de llegar al 40% de los residentes comunitarios.

La campaña -que llevará por título 'Mi ciudad, mi voto'- se ha aprobado en el pleno del Ayuntamiento de Barcelona con el apoyo de todas las fuerzas, que han escenificado el acuerdo con una foto de grupo. "Es un paso que debe servir para seguir luchando para que la ciudadanía no sea un estatus de privilegio y no sea un factor de exclusión", ha señalado el regidor Jaume Asens.

CENSO ELECTORAL

Más de 100.000 vecinos de Barcelona nacidos fuera de España tienen derecho a votar, pero para ello se han de apuntar en el censo electoral. En las pasadas elecciones municipales, sólo 20.300 estaban inscritos en el censo. Respecto a los extracomunitarios, el censo se ha de hacer de nuevo de cara a cada comicio, por lo que no se disponen de datos actualizados.

Todos los residentes de la Comunidad Europea pueden apuntarse al censo electoral, así como los originarios de los países con los que España tiene un acuerdo de reciprocidad para votar en las elecciones locales: Bolivia, Cabo Verde, Chile, Colombia, Corea del Sur, Ecuador, Islandia, Nueva Zelanda, Paraguay, Perú y Trinidad y Tobago. Para poder participar en las municipales, eso sí, han de acreditar tener más de cinco años de residencia legal en territorio español.

Para facilitar la participación electoral de estos extranjeros, se ha creado una página web y se han impreso unos dípticos informativos. El plazo para que se inscriban en el censo acaba el 15 de enero para los extracomunitarios y el 30 de enero para los europeos.