ARCHIVADO EN:

Impulsada por el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Ada Colau, y con el consentimiento de los grupos municipales soberanistas, el plenario del consistorio barcelonés iba a publicar este viernes una Declaración Institucional en la que exige al Gobierno de España el cumplimiento de todos los compromisos asumidos y no ejecutados con la ciudad de Barcelona, así como un referéndum sobre la independencia en Catalunya para solucionar lo que, en el texto, se denomina 'un conflicto político'.

La declaración, que ya fue aprobada en su día, no ha podido ser votada finalmente por falta de quórum en el plenario del Ayuntamiento, durante una jornada marcada por la deserción de los partidos que defienden las tesis independentistas: PDeCAT, ERC y CUP, que suman 18 de los 41 sillones consistoriales.

CIUDAD MENOSPRECIADA

"No podemos olvidar que esta reunión del Consejo de Ministros se desarrollará en medio de la ola de represión que hace ya año y medio que padecemos en Catalunya y sus ciudadanos y ciudadanas (sic), y que esta situación persiste a pesar del cambio de Gobierno que se produjo en España", dice el texto de la declaración no votada, que continúa hablando de Barcelona en estos términos:

"Tampoco podemos olvidar que este Consejo de Ministros se celebra en una ciudad que históricamente ha sido menospreciada por el Gobierno de España en todo tipo de materias de su competencia y que son de vital importancia para la ciudad, sin que se perciba un horizonte de solución para las problemáticas existentes entre las diferentes administraciones".

EL ACUERDO

Por todo ello, el Consell Plenari del Ayuntamiento de Barcelona acordaba los siguientes tres puntos:

1) Exigir al Gobierno de España el cumplimiento de todos los compromisos asumidos y no ejecutados con la ciudad de Barcelona y especialmente en el ámbito de las infraestructuras, la movilidad, seguridad, cultural, patrimonial o de financiación.

2) Reiterar nuestra petición de que un conflicto político se resuelva política y democráticamente, y rechazamos una vez más la judicialización de la política.

y 3) Reiterar la voluntad de diálogo a fin de hacer posible la solución que pide el 80% de la población de Cataunya de resolver con un referéndum acordado el actual conficto político.

Como decimos, esta Declaración Institucional del Ayuntamiento de Barcelona iba a ser pubicada este viernes, pero de momento ha quedado 'congelada' por fata de quórum en el plenario.