ARCHIVADO EN:

La construcción de un nuevo tanatorio en Nou Barris, junto a la masía de Can Valent y el cementerio de Sant Andreu, ha superado un nuevo trámite administrativo. Como avanzó Metrópoli Abierta el pasado 12 de marzo, la empresa Áltima quiere construir un equipamiento funerario con cuatro velatorios. El proyecto ha quedado bendecido este lunes en comisión municipal con los votos a favor de Barcelona en Comú, Ciutadans, PSC y los regidores no adscritos, Gerard Ardanuy y Juanjo Puigcorbé. El resto de formaciones -ERC, PDeCAT, CUP y PP- han hecho reserva de voto y no se posicionarán hasta el pleno del 3 de mayo.

El tanatorio forma parte de un Plan especial urbanístico integral y de mejora urbana de los equipamientos que se tienen que construir en la masía de Can Valent y en el entorno y que contempla una permuta entre una finca de 6.384 metros cuadrados situada en la calle del Escultor Ordoñez 129-169, propiedad de Áltima, por un terreno de 1.551 metros que pertenece a las fincas de titularidad municipal situadas en la avenida de Rio de Janeiro 51-59 y 61.

COMPENSACIÓN ECONÓMICA

El solar de Áltima que pasará a manos municipales es el antiguo campo de la Damm, totalmente abandonado desde hace años. A la permuta de los terrenos, el Ayuntamiento añadirá el pago de 1,12 millones de euros a Áltima en cuatro años, ha detallado la gerente adjunta de Urbanismo, Aurora López. La diferencia de las superficies de la permuta ha hecho necesario que el consistorio tenga que compensar económicamente a la  funeraria.

El proyecto, que ejecuta el despacho de arquitectura Batlle i Roig, incluye, además del tanatorio, un centro de servicios de la Administración pública u otros usos de interés público. El nuevo tanatorio se tiene que construir en la parte norte de la masía e incluirá un oratorio y una oficina de atención a las familias, mientras que el edificio público ocupará la masía de Can Valent y su entorno. Can Valent es propiedad del Ayuntamiento, que forma parte del catálogo de patrimonial de la ciudad con un nivel de protección C.

3,5 MILLONES, EL TANATORIO

Según el documento que se aprobó en el pleno de Nou Barris el 5 de marzo y que ha estado a exposición pública durante 30 días, la actuación prevé la delimitación de dos ámbitos de dos parcelas, una situada al norte de Can Valent, donde se levantará el tanatorio, que ahora se encuentra libre de edificaciones, y la propia masía, que albergará un equipamiento con servicios de la Administración pública. Ambos edificios estarán separados por un espacio público que tendrá como mínimo 3,5 metros. El tanatorio se levantará en el solar de 1.551 metros cuadrados y tendrá 2.048 metros cuadrados. Los trabajos de consolidación de la masía de Can Valent se llevarán a cabo en una superficie de 572 metros cuadrados. El Plan especial concreta también que el tanatorio costará 3,5 millones de euros, y la rehabilitación de la masía, 750.000 euros.