El tercer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Barcelona, Jaume Asens, ha reconocido que ayudó al ex conseller de Sanitat de la Generalitat de Catalunya, Toni Comin, a huir de la justicia española. Asens, abogado de profesión, es amigo personal de Comìn, que actualmente se encuentra en Bélgica huido de la justicia.

Asens, que dentro del consistorio pertenece al círculo de colaboradores más cercano a la alcaldesa, Ada Colau,  ha reconocido en TV3 que desde antes de la declaración unilateral de independencia pronunciad por Carles Puigdemont en el Parlament, y que duró apenas unos segundos, asesoraba al entonces conseller de Sanitat sobre las opciones del exilio y las posibilidades de que tuviera que ingresar en prisión.

Además, también acompañó a Comín a una reunión en un pequeño pueblo francés donde se reunió la cúpula de la Generalitat, con Carles Puigdemont al frente, para decidir qué camino debían tomar en los días siguientes. "Es una situación surrealista que el teniente de alcalde de la ciudad de Barcelona esté llevando al conseller de Sanitat al sur de Francia", afirma Asens.

ASESOR DE BOYE

Posteriormente, ya con la opción del exilio cada vez más clara, Asens contacta con el abogado de Carles Puigdemont, Gonzalo Boye, y elaboran conjuntamente la lista de países donde podrían exiliarse. Los escogidos son Bélgica, Reino Unido, Alemania o Suiza.

La decisión de huir al exilio se produjo prácticamente el mismo día 27 de octubre, y los rumores sobre una posible detención precipitó "que se fueran más pronto de lo que tenían previsto", afirma Asens.