ARCHIVADO EN:

El pleno de Barcelona ha aprobado este lunes por unanimidad las modificaciones a incluir en el convenio para hacer efectiva la delegación por parte de la Generalitat de la gestión del Port Olímpic al Ayuntamiento de Barcelona por un período de 30 años, el último paso será que la Generalitat dé el visto bueno final al documento para que entre en vigor.

El concejal de Presidencia, Jordi Martí, ha explicado que el acuerdo permitirá hacer del Port Olímpic un espacio "más pacificado, mejorar la conectividad con el entorno, incrementar la actividad vecinal y cambiar los usos de ocio nocturno por usos náuticos y de divulgación de la cultura del mar". En este sentido, el consistorio prevé asumir las competencias para la gestión directa del Port Olímpic de Barcelona por un plazo de 30 años, a contar a partir del 30 de abril de 2020, un período que será prorrogable.

El Port Olímpic se ha convertido en una de las zonas más inseguras de Barcelona, donde incluso se han producido dos homicidios este verano. El último tuvo lugar el pasado 4 de septiembre cuando una joven recibió una puñalada tras intentarle robar el móvil. A finales de julio, un chico chino recibió una brutal paliza y acabó falleciendo. 

MODIFICACIONES DEL CONVENIO

El 2 de diciembre de 2016 la Generalitat y el Ayuntamiento de Barcelona formalizaron un protocolo de colaboración para la gestión directa a través de la delegación de las competencias del Port Olímpic de la ciudad para el gobierno municipal. En virtud de este protocolo, la Generalitat expresó la voluntad de delegar al consistorio las competencias relacionadas con la gestión del Port Olímpic y, para ello, han acordado introducir modificaciones al convenio para que una parte de los beneficios que pueda generar la gestión del Port Olímpic sean puestos a disposición de la Generalitat para destinarse a inversiones en el sistema portuario catalán.

Una vez la Generalitat apruebe el trámite restante y cierre definitivamente el proceso, el consistorio ya dispondrá plenamente de las competencias de gestión del ámbito, en el que prevé desplegar el Plan Director Estratégico del Port Olímpic elaborado el pasado mandato.

LA NÁUTICA, EN EL EPICENTRO

El Ayuntamiento prevé que el nuevo Port Olímpic tenga 48.000 metros cuadrados de espacio público, el doble que el actual; zonas de paseo y descanso; espacios dedicados a la náutica, el deporte y la divulgación, así como un frente marítimo integrado en la trama urbana, dejando atrás el modelo actual basado en el "ocio nocturno y el turismo".