La candidata número dos de Junts per Catalunya por Barcelona, Elsa Artadi, ha celebrado este miércoles un acto de campaña en Nou Barris, uno de los feudos electorales de los comunes en las pasadas municipales. Ante unas 50 personas, Artadi ha asegurado que “todas las esperanzas que se generaron con el gobierno de Ada Colau se han convertido en frustraciones”. En este sentido, la candidata de Junts per Catalunya ha declarado que Quim Forn es “más consciente de las necesidades de cambio de la ciudad que la propia alcaldesa”.

Para apoyarse en esta tesis, Artadi ha criticado que la primera edil “no hable con nadie” y “no sea consciente de los problemas que tiene la capital catalana”. Además, ha añadido que “son la nueva política” tras muchos años de malas gestiones y ha apuntado que “ellos son el cambio para gobernar en Barcelona”.

CRÍTICAS A MARAGALL

Asimismo, la alcaldable de facto de Junts per Catalunya ha afirmado que quiere hacer un "cara a cara” con el candidato republicano, Ernest Maragall, pero que todavía no ha obtenido respuesta. En esta línea, Artadi ha vuelto a recordar la posibilidad de una lista unitaria que los de Esquerra Republicana han ido esquivando y ha apuntado que “es legítimo que todos queramos competir y ganar” y que “respetamos que no quieran una lista juntos”.

Haciendo referencia a Aleix Sarri, Artadi ha asegurado que ayer el candidato a las elecciones europeas “se reveló” y que este hecho “nos representa”. El martes el independentista abandonó el debate de TV3 en protesta por los vetos de la Junta Electoral. La número dos ha apuntado que el acto de ayer fue de “orgullo y de dignidad”.

NOU BARRIS

De los miembros de Junts per Catalunya presentes en el acto, la número tres de la lista, Neus Munté, la pareja de Quim Forn, Laura Masvidal y miembros de la lista como Pilar Calvo o Adrià Ventura, han afirmado que “tienen un vínculo especial con el barrio” y que hay algún hecho que les recuerda a él: la vivienda, su primer empleo o el comercio familiar. En este sentido, Masvidal ha añadido que Quim Forn tiene un “vínculo muy especial” con el distrito y que en la cárcel lo ha ido mencionando para proponer mejoras.