Fotomontaje de Ernest Maragall, Xavier Trias, Ada Colau y Jaume Collboni con el Eixample de Barcelona de fondo - MA
Fotomontaje de Ernest Maragall, Xavier Trias, Ada Colau y Jaume Collboni con el Eixample de Barcelona de fondo - MA

¿Quién será el próximo alcalde de Barcelona? La larga carrera hacia las municipales de 2023

Maragall lidera la mayoría de sondeos, pero la posible entrada de Trias supondrá un vuelco a las elecciones

Guardar
Jordi Subirana
Periodista de Metrópoli Abierta
Actualizado: 23/08/2022 09:45 h.

La carrera por la alcaldía de Barcelona se prevé larga y compleja. El domingo 28 de agosto quedarán nueve meses exactos para las elecciones. Y por el momento se hace imposible determinar quién será el próximo alcalde o alcaldesa de Barcelona. De momento, la mayoría de encuestas dan una ligera ventaja a Ernest Maragall (ERC), pero la posible vuelta de Xavier Trias puede cambiar por completo el panorama. Algunas listas, además, ni siquiera han elegido a la persona candidata, y no hay que descartar que se produzcan más cambios entre los aspirantes a sustituir a Ada Colau.

El exalcalde de Barcelona Xavier Trias durante la entrevista con Metrópoli
El exalcalde de Barcelona Xavier Trias durante una entrevista con Metrópoli

El electopanel publicado por Metrópoli el 17 de agosto impulsaba a Maragall hacia la vara de mando de la ciudad. Según el sondeo, el exconseller sacaría 13 concejales, con el 23,6% de los votos, seguido del PSC de Jaume Collboni -11 ediles y un 20,3% de los sufragios- y de la Barcelona en Comú de Colau -10 regidores y un 19,9% de los votos-. Casi todas las encuestas dan una radiografía similar salvo el Barómetro municipal, que en julio aupó a Colau a pesar de que en el mismo estudio la líder de los comunes obtuvo la peor nota de un alcalde de Barcelona de toda la serie histórica de los barómetros. Eso sí, empatada con Jordi Hereu.

UNA ENCUESTA DISPARA EL 'EFECTO TRIAS'

La encuesta de este agosto de Metrópoli no preguntaba por Trias, a la espera de que el exalcalde dé el paso definitivo, algo que será este septiembre. En julio, Trias ya se mostró dispuesto a ser el alcaldable. Fuentes de JxCat han explicado que un primer sondeo de este verano dispara al partido independentista hasta los 10 u 11 ediles con Trias de candidato, el doble de las previsiones actuales.

La probable llegada de Trias pone más dudas sobre la candidatura de Sandro Rosell. El expresidente del Barça quería aspirar a la alcaldía con una lista de la sociedad civil, ajena a partidos. Rosell sostuvo hace algo más de un mes que se planteaba "seriamente" presentarse, pero está por ver si se acabará decidiendo, y más con los nuevos frentes judiciales en los que se puede ver involucrado, entre ellos el caso Neymar por el que piden a Rosell cinco años de cárcel.

Ada Colau y Jaume Collboni en una Comisión mixta entre la Generalitat y el Ayuntamiento / EP - PAU VENTEO
Ada Colau y Jaume Collboni en una comisión mixta entre la Generalitat y el Ayuntamiento / EP - PAU VENTEO

COLAU Y COLLBONI, ENTRE LOS ASPIRANTES

Con la ciudad con serios problemas de seguridad y con unos niveles de suciedad muy altos, parece difícil que Colau opte a un tercer mandato si bien no se la puede descartar. A su favor tiene un voto muy fiel. En su contra juega el desgaste de ocho años en el gobierno de la ciudad y una gestión municipal que suspende casi la mitad de los barceloneses. De hecho, en 2019, Colau ya no ganó las elecciones y repitió como alcaldesa por los votos de Manuel Valls para evitar que Barcelona tuviera un alcalde independentista.

Collboni está pendiente de que sea nombrado oficialmente candidato. Se especuló con la posibilidad de que el alcaldable socialista fuera Miquel Iceta, una opción que él mismo ha descartado y que parece allanar definitivamente el camino del actual primer teniente de alcaldía a aspirar por tercera y última vez a ser alcalde. Y decimos por última vez porque si Collboni no logra ser alcalde difícilmente repetirá como candidato en 2027. Este lunes, el líder del PSC catalán, Salvador Illa, ha vuelto a apoyar a Collboni.  "Es la mejor opción que tiene el PSC", ha reivindicado Illa, que también ha pedido respetar los procedimientos internos del partido. 

La líder de Valents, Eva Parera, durante la entrevista con Metrópoli / METRÓPOLI - LUIS MIGUEL AÑÓN
La líder de Valents, Eva Parera, durante una entrevista con Metrópoli / METRÓPOLI - LUIS MIGUEL AÑÓN

VALENTS, CIUTADANS Y PP

Entre el resto de formaciones, Valents ya ha confirmado que la alcaldable será Eva Parera, Ciutadans apuesta por Mariluz Guilarte y el PP está a la espera de elegir a su cabeza de lista este otoño. Entre los nombres que suenan figuran los de la exministra de Sanidad Dolors Montserrat -aunque ella no quiere-, la parlamentaria Lorena Roldán o el exalcalde de Castelldefels Manu Reyes. Las encuestas no ofrecen por el momento un panorama muy halagüeño a las fuerzas de centroderecha constitucionalista.

El actual arco político municipal está formado por siete partidos -ERC, Barcelona en Comú, PSC, JxCat, Ciutadans, Valents y PP-. En mayo de 2023 otras formaciones intentarán entrar en el Consejo Plenario del Ayuntamiento. Vox presentará como alcaldable a Juan Garriga, la CUP todavía tiene que iniciar sus procesos internos para elegir candidato o candidata. Según ha podido saber Metrópoli, la posibilidad de que sea el exdiputado David Fernàndez está prácticamente descartada. Y Centrem, que no cuenta en ninguna encuesta para sacar representantes, se puede acabar de hundir tras la marcha de Àngels Chacón. 

Daniel Vosseler, en su despacho / kmadisseny
Daniel Vosseler, en su despacho / kmadisseny

VOSSELER, UN PARTIDO DE GESTIÓN Y ANTICOLAU

El abogado Daniel Vosseler concurrirá a los comicios al frente del partido Barcelona Ets Tu. En 2019, Vosseler quiso presentarse liderando una plataforma pero no consiguió las firmas necesarias. El letrado propone un partido de gestión, formado por profesionales, y antiColau para dar la vuelta a la decadente situación que atraviesa la ciudad.

Si ninguna fuerza se impone con holgura las elecciones, los pactos postelectorales serán decisivos para formar gobierno y elegir al alcalde o alcaldesa. Como bien sabe Maragall, ganar los comicios no es garantía de nada. Y tirar la toalla antes de tiempo, como hizo Trias en 2015 sin explorar un ejecutivo alternativo a Colau, supone un error mayúsculo. 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.