ARCHIVADO EN:

Los concejales de la plataforma de Manuel Valls que militan en Ciutadans no votarán a favor de la investidura de Ada Colau como alcaldesa de Barcelona. Textualmente, el presidente del partido naranja, Albert Rivera, ha asegurado que ni Marilén Barceló, ni Paco Sierra ni Mariluz Guilarte apoyarán la candidatura de Colau para ser reelegida primera edil de la ciudad. De esta manera, Rivera y el exprimer ministro francés se alejan todavía más. Este miércoles, el digital Crónica Global ha avanzado que las relaciones entre ambos están rotas.

Tras las elecciones del pasado 26 de mayo, en las que la lista de Valls obtuvo seis concejales, el político galo ofreció apoyar la candidatura de Colau y un gobierno de coalición de los comuns con el PSC para evitar que Barcelona tenga un alcalde independentista, Ernest Maragall. Poco después, Ciudadanos se desmarcó de la propuesta de Valls y el partido se mostró más partidario de investir a Jaume Collboni como alcalde, una tesis que también defiende Rivera, aunque el concejal socialista no parece que vaya a presentar su candidatura a alcalde en el pleno. El presidente de la formación naranja opina que Colau es "populista e independentista".

LA MAYORÍA, 21 CONCEJALES

Para salir alcaldesa en primera votación, Colau necesita 21 votos, la mayoría absoluta del pleno. Los comuns cuentan con 10 regidores. A éstos se pueden sumar los ocho socialistas, si finalmente Collboni y la alcaldesa en funciones llegan a un acuerdo, y los tres concejales electos de la candidatura de Valls que no militan en Ciutadans, el propio exministro francés, Eva Parera y Celestino Corbacho. En total, 21 votos de los 41 totales del pleno. Si no se cierra ningún pacto de gobierno, y salvo sorpresa mayúscula, Colau no contará con los votos del PSC ni de Valls.

Fuentes de Ciutadans han reconocido que si Rivera ha dado esta consigna se tendrá que acatar, para luego precisar que todavía quedan algunos días para el pleno de investidura del 15 de junio y se producirán nuevas reuniones. En cualquier caso, las mismas fuentes han asegurado que se votará con total transparencia. La diputada al Parlament de Ciudadanos, Sonia Sierra, asegura que la decisión final y única la tomará un comité negociador.

POSIBLE RUPTURA DEL GRUPO MUNICIPAL

Si finalmente, Barceló, Sierra y Guilarte siguen las instrucciones de Rivera no sería de extrañar que el grupo municipal de Barcelona pel Canvi-Ciutadans se acabe rompiendo en dos, como ya explicó hace unos días Metrópoli Abierta, aunque esta decisión parece difícil que se tome antes del sábado. Fuentes cercanas a Valls han asegurado que el alcaldable sigue firme en su decisión de evitar que la ciudad tenga un alcalde independentista y han hecho un llamamiento a votar en el pleno de investidura con responsabilidad.

Otro que podría optar por no votar a Colau, como se insinuó hace unas semanas desde el PP, es Josep Bou. Según ha podido saber este medio, Bou podría optar por una vía alternativa que podría pasar por presentarse él mismo a la investidura, como ya hizo Alberto Fernández en 2015, aunque solo contaría con dos votos, los de los dos regidores populares.